Noticias

Hassan Bashaw Brig - Historia

Hassan Bashaw Brig - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Hassan Bashaw

Dey del estado berberisco de Argel a finales del siglo XVIII.

(Brig: 1. 93'2 "; b. 27 '; dph. 11'6"; a. 22 6-pdrs.)

Hassan Bashaw, un bergantín, fue construido para el Dey de Argel en respuesta a su solicitud en 1797 de que dos cruceros fueran equipados y construidos en los Estados Unidos a sus expensas. Como el Dey había sido de gran ayuda en nuestras negociaciones con otras potencias de Berbería, el presidente Adams accedió y se depositaron Hassan Bashaw y Skjoldebrand, una goleta. Hassan Bashaw fue construido por el hijo de Joshua Humphreys, Samuel Humphreys, e incorporó todas las características de diseño conocidas por ser favorecidas por los gobernantes de Berbería. Su comandante era el capitán John Smith.

El barco llegó a Argel el 8 de febrero de 1799 en compañía de Skjoldebrand y otros barcos que llevaban tributo al Dey, que entonces era Mustapha, Hassan había muerto un año antes. Los dos barcos encargados al antiguo Dey fueron trasladados a Argel, además de otros dos barcos, una cantidad de provisiones navales y una suma de dinero para asegurar la seguridad de los buques mercantes estadounidenses frente a los piratas argelinos. Hassan Bashaw, un barco rápido y muy admirado, fue capturado más tarde por los portugueses en un paso entre Cádiz y Argel, pero fue liberado y utilizado por los Dey como corsario.


El rescate de rehenes, 1796

Nada es más seductor y falso que la ilusión de los ayeres dorados, un derivado del eterno sueño humano de la inocencia perdida. Recientemente pensé en esto cuando vi la imagen espantosa de un teniente coronel de la Infantería de Marina de los Estados Unidos, secuestrado en el Líbano, colgando sin vida del extremo de la cuerda de un terrorista. Era tentador pensar que esto no podría haber ocurrido en un día más simple, cuando el mundo estaba menos desfigurado por asesinos doctrinarios y América era universalmente respetada. Pero un momento de recuerdo me hizo bajar a la tierra. El registro muestra que hace casi doscientos años más de un centenar de marineros estadounidenses eran los desventurados cautivos de un gobernante musulmán del norte de África contra quien Estados Unidos no tenía ni la fuerza ni la voluntad para combatir.

Al final resultó que, este grupo particular de "rehenes" finalmente fue liberado en 1796, después de que Estados Unidos hubiera desembolsado un fuerte rescate. La liberación fue gestionada por un emisario inusual, y su historia del asunto, en cartas personales y oficiales, nos dice mucho sobre lo que ha cambiado y lo que no ha cambiado en nuestro trato con los pueblos y líderes del sur y este del Mediterráneo.

El negociador fue Joel Barlow, un graduado de Yale nacido en Connecticut (1778), un aspirante a poeta (cuyos versos son bastante horribles para un oído moderno) y un abogado fracasado. En 1788 se embarcó hacia París para vender extensiones de tierras silvestres de Ohio a emigrantes franceses, con la esperanza de ganar algo de dinero para variar. El viaje se prolongó hasta una estadía de diecisiete años, durante la cual Barlow maduró hasta convertirse en un exitoso hombre de negocios internacional, así como en un ciudadano del mundo ingenioso, agradable y persuasivo y un gran admirador de la Revolución Francesa y los radicalismos asociados. En 1795, el Departamento de Estado estadounidense le pidió que viajara a Argel y se hiciera cargo de las negociaciones incompletas de tratados con los llamados estados de Berbería del norte de África. Barlow hablaba tres idiomas, amaba viajar, era un patriota y dijo que sí. Pero había asumido una tarea brutal.

Los tres países involucrados — Argel, Trípoli y Túnez — fueron provincias del Imperio Otomano que gradualmente se habían vuelto casi independientes y así fueron tratadas por otras naciones. Los tres tenían armadas pequeñas pero potentes que surcaban las aguas del Mediterráneo capturando buques mercantes de naciones extranjeras, especialmente pequeñas naciones extranjeras. Las tripulaciones y los cargamentos fueron luego retenidos a cambio de un rescate para llenar las tesorerías de los gobernantes dictatoriales de Berbería. A veces, la extorsión se practicaba al por mayor en lugar de al por menor, es decir, se exigía una gran suma de "tributo" por un tratado que garantizaba inmunidad a la nación contribuyente durante un período de tiempo.

El mundo civilizado ha denunciado con razón este fraude de protección en el mar como piratería y una violación de todas las normas del derecho internacional. Pero las dos grandes potencias navales que podrían haberlo detenido, Francia y, en particular, Gran Bretaña, lo dejaron continuar porque era especialmente costoso para los pequeños estados marítimos que eran competidores comerciales, como Holanda, Suecia, Dinamarca, Portugal, Italia, y los jóvenes, casi desarmados Estados Unidos.

Cabe señalar en retrospectiva que las depredaciones de los estados de Berbería no fueron mayores que las infligidas por Francia y Gran Bretaña a los barcos neutrales durante sus guerras entre ellos. Pero esto fue de poco consuelo para los ciudadanos de los Estados Unidos del presidente Washington. La administración enfrentó una situación difícil en 1795, con solo Argel reteniendo a 119 estadounidenses que estaban realizando trabajos forzados para su príncipe, el Dey Hassan Bashaw. Los lectores se sorprenderán al saber que los asesores federalistas de Washington respondieron con pragmatismo en lugar de orgullo. Desde su punto de vista mercantil, el tributo se sumaba a los gastos de hacer negocios, pero era más barato que construir y desplegar una armada. De modo que persuadieron al Congreso para que autorizara hasta ochocientos mil dólares (unos 5,6 millones de dólares en la actualidad) en fondos de liquidación. El trabajo de Barlow era usarlo para comprar la libertad para los yanquis secuestrados y la paz a largo plazo no solo con los Dey sino también con los gobernantes de Trípoli y Túnez, sobre quienes supuestamente los Dey tenían cierta influencia.

Barlow partió de París el día de Navidad de 1795, con su equipaje repleto de pistolas con joyas, cajas de rapé, batas de brocado y otros regalos por valor de veintisiete mil dólares para calmar a lo que él consideraba al menos una bestia semisalvaje. Le tomó unas once semanas de viajes por tierra y mar a menudo retrasados ​​para cubrir las aproximadamente ochocientas millas hasta Argel.

Encontró que el Dey era un desafío a su habilidad y encanto. A Hassan Bashaw ya le habían prometido dinero y lo quería de inmediato, o no haría ningún trato y redoblaría su guerra contra los barcos de bandera estadounidense. Al ritmo glacial de la banca internacional del siglo XVIII, Estados Unidos simplemente no tenía forma de recolectar y transportar los lingotes que el Dey demandaba a toda prisa. Entonces, para ganar tiempo, Barlow hizo una oferta asombrosa, que su gobierno respaldó asombrosamente. Si su sensibilidad moderna se siente ofendida por la idea de homenajear a los "piratas", considere esto: Barlow prometió al Dey, a cambio de una moratoria de noventa días sobre las capturas, construir una fragata nueva de treinta y seis cañones y entregado por los Estados Unidos. ¡Habla de armas para rehenes y de alentar a los terroristas! Sin embargo, el trato se hizo y se mantuvo con la presunta esperanza de que Argel utilizaría su mayor poder marítimo solo contra miembros de la comunidad internacional distintos de los Estados Unidos.

Barlow aprovechó bien el retraso de tres meses. En junio se las había arreglado para pedir prestado algo de dinero en efectivo por adelantado a un banquero judío local, Joseph Bacri, y rescató a los prisioneros que sufrían, a quienes envió rápidamente a un lugar seguro en un barco fletado. También justo a tiempo, porque la plaga había estallado en la ciudad capital (también llamada Argel). De hecho, cinco cautivos murieron, y Barlow puso su propia vida de cuarenta y dos años en un riesgo considerable por las frecuentes visitas a los estadounidenses afectados.

Su estancia en África aún no había terminado. Aún quedaban los tratados por completar. En los largos meses de espera, Barlow se tomó un tiempo para el turismo. Se dejó crecer el bigote, cazaba jabalíes, vagaba por calles y callejones. Le escribió a su adorada esposa, Ruth, en París, sobre mezquitas y "mahometanos", mujeres con velo en pantalones y castigos bárbaros. Aunque alegre y desapasionado, seguía siendo un hombre consternado de la Ilustración en una tierra antigua y sin cambios. Afirmó que Argel es "el refugio de los piratas" y una "cloaca de todos los vicios, de todas las impurezas que la imaginación pueda concebir o los monstruos puedan practicar". En cuanto al tempestuoso Dey, Barlow finalmente se ganó su amistad intermitente, pero sin duda compartió la opinión de otro estadounidense que describió a Hassan Bashaw como "una bestia enorme y peluda, sentada en su trasero, en un banco bajo, cubierto con un cojín de terciopelo bordado, con las patas traseras recogidas como un sastre o un oso ”.

El trabajo tomó un año más, gracias a la lentitud de las comunicaciones, el capricho de los Dey y una generosa ayuda de ingredientes humanos tan habituales como la codicia, la intriga y la mala fe de más de un lado. Hubo nuevos actores y nuevas crisis, pero finalmente, en el otoño de 1797, con la misión completamente cumplida, Barlow pudo volver con Ruth y sus descuidados asuntos privados.

La secuela a largo plazo es interesante en sí misma. Cuando Thomas Jefferson asumió la presidencia en 1801, cambió la política de apaciguamiento, a la que se había opuesto durante mucho tiempo por motivos de nacionalismo y principios. Irónicamente, este enemigo de las armadas que era un partidario indiferente del comercio envió escuadrones de batalla estadounidenses a una guerra que azotó a Trípoli y les dio seguridad a los estadounidenses de futuros ataques de todas las potencias de Berbería. Pero el problema general no se resolvió hasta 1830, cuando Francia ocupó Argel y desde allí pasó a colonizar o controlar los tres estados infractores.

Por supuesto, al comparar los problemas de Estados Unidos con los "piratas" de Berbería entonces y con los terroristas ahora, estoy siendo fácil. Hassan Bashaw no era Muammar al-Qaddafi, con vínculos con una superpotencia. Tampoco fue un secuestrador sin rostro. Barlow sabía con quién estaba tratando y dónde estaban recluidos los prisioneros. Y el Dey simplemente quería dinero, no concesiones políticas. Tampoco amenazó con matar a sus víctimas si no se cumplían sus demandas, simplemente para prolongar su esclavitud. No era tanto un ideólogo como un secuestrador, mucho más fácil de tratar. En ese sentido, la era de Barlow era más simple y más parecida a los legendarios "buenos viejos tiempos", hasta la conclusión en la que los matones reciben su merecido.

Sin embargo, la ambigüedad persiste incluso sobre ese final feliz. Fue una mejora desde nuestro punto de vista occidental. Pero la subyugación del norte de África por parte de los europeos, ininterrumpida hasta los tiempos modernos, dejó un legado de hostilidad entre las poblaciones residentes que es una fuente del terrorismo potencial que acecha a los viajeros a la región y al vecino Oriente Medio. El ciclo nunca termina. O, como dijo Shakespeare, "el torbellino del tiempo trae consigo sus venganzas". La visión realista y de largo alcance de la historia no fomenta el sentimentalismo retroactivo.

Me acordé además del despreocupado Joel Barlow durante la reciente visita de Lech Walesa, lo que provocó pensamientos sobre los vínculos históricos entre los Estados Unidos y Polonia. Barlow es uno de ellos, aunque pequeño. Su tumba está en suelo polaco. Ocurrió de esta manera. Barlow regresó a Estados Unidos en 1805 para establecerse en las afueras de Washington y disfrutar del papel de un rico hombre de letras. Pero en 1811 el gobierno volvió a llamarlo, esta vez para ir como ministro a Francia para persuadir a Napoleón de que dejara de apoderarse de los barcos estadounidenses. Barlow, con Ruth, regresó a París, pero Bonaparte era aún más difícil de ver que Hassan Bashaw y partió en su infortunada invasión de Rusia (que entonces incluía parte de Polonia) antes de que pudieran tener lugar negociaciones serias. Barlow lo siguió valientemente, esperando una audiencia prometida en Vilna. Pero el mismo invierno crudo que destruyó al ejército francés conquistador le dio a Barlow una neumonía fatal. Murió el 26 de diciembre de 1812, cerca de Cracovia, y su cuerpo nunca fue devuelto.


Joel Barlow: héroe-diplomático

En el vestíbulo de la entrada diplomática del Departamento de Estado de EE. UU. Había una vez una tablilla de mármol encerrada por un entablamento iluminado. En su superficie verde estaban cortados los nombres de los miembros del Servicio Exterior que murieron como héroes. El segundo nombre en la lista era el de Joel Barlow, el ministro estadounidense en Francia bajo el presidente Madison que, huyendo de los ejércitos rusos, contrajo neumonía y murió en la iglesia en Zarnowiec y donde su memoria fue guardada por residentes que contribuyeron a la talla. de una piedra de la memoria y donde todavía se encuentra dentro de la entrada de la iglesia.

Barlow, en su desesperada búsqueda de un tratado con Francia, siguió a Napoleón a Vilna, Lituania, durante el crudo invierno de 1812. Cuando el golpeado dictador huyó de Moscú, el Sr. Barlow, junto con la corte francesa y el cuerpo diplomático, emprendieron el camino helado. para París. Pero el ministro contrajo una neumonía en el camino, murió el día después de Navidad y fue enterrado apresuradamente en el frío suelo de Zarnowiec.

Solo en las últimas décadas la memoria de Barlow ha comenzado a retroceder en la historia. Y, sin embargo, tardó demasiado. Joel Barlow fue uno de los primeros diplomáticos estadounidenses cuyo ingenio, inteligencia y devoción elevaron un estándar de excelencia que es aún más impresionante en la actualidad. Luchó con el terrorismo internacional y los bandidos, negoció por la vida de los rehenes estadounidenses y, a instancias del presidente, arriesgó la reputación y la vida en una incursión diplomática casi desesperada con Napoleón y su esquivo jefe diplomático.

UN HOMBRE DEL RENACIMIENTO

Joel Barlow, como muchos de sus compañeros del siglo XVIII, tenía un entusiasmo renacentista por la actividad humana; era a la vez patriota, hombre de negocios, político, poeta, poeta y diplomático. Respaldó el barco de vapor de Robert Fulton con dinero en efectivo, refiriéndose a Fulton como "Old Toot", fundó la revista American Mercury y acuñó esa palabra tan abusada, "utilizar". Abogó por una universidad nacional estadounidense, que finalmente surgió como Columbian College, ahora conocida como Universidad George Washington. Y fue el primer poeta estadounidense en ser tomado en serio en Inglaterra y Europa, con obras tan largas, turgentes pero totalmente estadounidenses como "The Vision of Columbus", "The Columbiad", "Anarchiad" y la mejor de todas, "Hasty Pudín."

La primera asignación de Barlow en el extranjero fue en los estados de Berbería. Operando desde las regencias turcas de Argelia, Trípoli y Túnez, los piratas de Berbería saqueaban el transporte marítimo estadounidense, secuestraban los cargamentos y retuvieron a los tripulantes como rehenes para pedir rescate. En 1795, 150 ciudadanos estadounidenses habían sido esclavizados por el gran visir (dey) de Argel, Hassan Bashaw. ¡Algunos habían sido prisioneros y esclavos durante más de 10 años! Los estados de Berbería fueron apoyados por las superpotencias de ese día, Inglaterra y Francia. Al enfrentar a los corsarios con los países más pequeños que comerciaban en el Mediterráneo, los dos países pudieron mantener el dominio naval. Francia, por ejemplo, podría haber eliminado a los turcos en cualquier momento.

Pero, como Barlow escribió al Secretario de Estado: "Luis XIV dijo, si no hubiera Argel, construiría uno, ya que era la forma más barata de privar a los Estados italianos de su derecho natural a navegar por sus propios mares". * Superpotencia ¡La estrategia y la manipulación de satélites es una estrategia que todavía está viva y funcionando!

EL NO. 1 PIRATA!

Pero Estados Unidos no estaba en condiciones de luchar contra los argelinos de esa época. . Se acababa de concluir un "Tratado de Paz, Amistad y Comercio" con Hassan Bashaw, dey de Argel, y el más poderoso de los gobernantes de los tres estados costeros bajo mandato. Era un documento salvaje y lanoso que se refería a George Washington como el "comandante del pueblo estadounidense, que vive en la isla llamada América". El tratado requería un tributo anual de 20.000 dólares "siendo el precio de la paz". Lo que Hassan Bashaw realmente quería era un pago único en efectivo de $ 600,000 en oro. ¡Y lo quería ayer! El precio del rescate de los rehenes se fijó por separado en alrededor de 200.000 dólares.

Timothy Pickering, el secretario de Estado, y James Monroe, el ministro de Francia, necesitaban al hombre adecuado para compensar al traicionero Hassan Bashaw. Organizar la entrega de los rehenes y hacer cumplir el tratado. ¡Joel Barlow fue la elección ideal! Había vivido en Francia durante nueve años y hablaba francés, alemán y algo de árabe. Como dijo un contemporáneo: "Barlow era lo suficientemente rico como para permitirse la diplomacia, un ciudadano tanto de Francia como de los Estados Unidos, y un rival justo para los piratas internacionales que habitaban la Costa de Berbería".

Aunque la asignación parecía un montón de problemas sin solución, Joel Barlow aceptó el nombramiento como cónsul y comenzó a prepararse para su nueva asignación. No recibió ningún subsidio de manutención por separado, ni un ajuste por costo de vida, ni siquiera pago por peligrosidad. Pero no desdeñaba en absoluto el dinero para gastos. Se enteró de que el elemento esencial para establecer una impresión favorable con el dey era el tamaño y el deslumbramiento del "obsequio consular" y Barlow se fue de compras.

EL TÍO PAGA EL AZÚCAR

Recorrió las tiendas de París para comprar tabaqueras con joyas, anillos de diamantes, pistolas con incrustaciones de piedras preciosas, túnicas con brocados y gruesas alfombras. La factura ascendió a 27.000 dólares, eventualmente cargada al tío Sam. ¿Qué embajador de hoy en día, por temor a que el inspector general lo atormente por una recepción de la embajada de $ 500, no cambiaría su boleto de licencia a casa en clase turista por Joel Barlow, solo por un día! El Sr. B salió de París el 17 de diciembre de 1795 con destino a Argel vía Marsella. Pero entre el clima, la ausencia de embarques listos y los desvíos por tierra a través de España, no llegó hasta el 6 de marzo. Pero la bienvenida no fue en las mejores tradiciones de la hospitalidad turca. El dey se negó a verlo, rechazó su regalo y maltrató a sus sirvientes. ¿La razón? Suficientemente simple. ¿Dónde estaban los $ 600.000 en oro? El tratado había sido firmado el 28 de noviembre aquí estaba, tres meses después, ¡y todavía no había dinero en efectivo!

LO ÚLTIMO: PAGAR O MORIR

En abril, el legendario temperamento del dey alcanzó un clímax. El sufrido Barlow recibió un ultimátum: si el dinero no llegaba en ocho días, el honorable Hassan Bashaw declararía la guerra a los Estados Unidos si no estaba en la mesa de conteo del dey en 30 días, los cruceros argelinos comenzarían de nuevo a apoderarse de los barcos estadounidenses. Hoy, USAID podría haber brindado el tributo al dey en cuestión de horas. Pero la tarea de Barlow se complicó por la falta de divisas en toda Europa. Las guerras y los rumores de guerras habían conducido a la clandestinidad al buen dinero. Las cartas de crédito presentadas por los Estados Unidos a los bancos de Londres, París y Lisboa solo trajeron la respuesta habitual, similar a la de Wall Street: "Nos vemos el año que viene, cuando las cosas podrían mejorar". Además, el comisionado plenipotenciario a cargo del dinero, un tal coronel Humphrey, no era una bola de fuego y su paso lento y lento se sumó a la frustración de Barlow. Entonces, afortunadamente, tuvo una idea inspirada. JB fue al dey y le ofreció un regalo para la hija de este último: una fragata de 25 cañones construida en Estados Unidos (algo para la chica que lo tiene todo). Eran barcos populares, la envidia de la mayoría de los países marineros. A cambio, Barlow quería una suspensión de tres meses en el pago del chantaje.¡El dey estaba encantado y, para mostrar su entusiasmo, buscó una fragata con 36 cañones!

ES UN TRATO

Barlow estuvo de acuerdo en que se llegó a un acuerdo. ¡Fue como comprar la Cosa Nostra con una caja de ametralladoras y una hormigonera! Pero sin más tiempo, Barlow y los rehenes probablemente terminarían en el paraíso de Hassan Bashaw para siempre. Solo cuando el dey estuvo de acuerdo, el poeta de Connecticut informó de su acción al ministro estadounidense Monroe y al secretario Pickering. Esperaba ser rechazado por el precio de 90.000 dólares de la fragata. Pero sus superiores lo respaldaron sin dudarlo: el presidente Washington ordenó personalmente al astillero de Filadelfia que apurara el trabajo. ¡No pocos embajadores de la memoria reciente se habrían elevado al cielo con semejante respaldo!

Con el dey modificado momentáneamente, Barlow se movió rápidamente. Su primera preocupación fue llevar dinero en efectivo a Argel. El coronel Humphrey había echado a perder el trabajo y Barlow, escribiendo a su esposa, le dio al coronel una evaluación de desempeño muy pobre. El coronel tenía, según decía la carta, "demasiada carne en la cabeza para ser un buen gerente". Su único talento era "guardar secretos, especialmente de aquellos cuyo conocimiento es absolutamente necesario".

En cambio, Barlow se dirigió a Joseph Bacri, un banquero argelino con conexiones en Europa. Convenció a Bacri de que aceptara una carta de crédito de la sucursal del primero en Livorno, Italia. El oro se llevaría a bordo de una fragata naval estadounidense y se llevaría a Argel. Y Bacri, que ya estaba a sueldo de Barlow a través de un anticipo no autorizado de 18.000 dólares, percibió una buena tasa preferencial a la vista y aceptó de inmediato. Los despachos que efectuaban el intercambio se enviaron en el siguiente paquete.

LAS HOSTAGAS EN PELIGRO

Pero el problema de la liberación de los rehenes fue más complicado. Maltratados durante años, ya estaban en mal estado de salud cuando se desató una epidemia de peste en Argel. Aunque el Sr. JB trabajó duro y durante mucho tiempo para salvar sus vidas, cinco rehenes murieron en la primera semana y muchos más estaban al borde del abismo. La liberación era imperativa. Justo cuando se apoderó de la desesperación, las circunstancias volvieron a jugar a favor de las intrépidas manos de Barlow.

El nuevo cónsul francés llegó a Argel, inmediatamente después de la peste, con un magnífico “obsequio consular” para el dey. Hassan Bashaw estaba abrumado. A partir de entonces, nada fue demasiado bueno para su hermano mayor de París. El cónsul se aprovechó de inmediato, aunque en secreto, de la euforia del dey, solicitando un pequeño préstamo de 200.000 dólares en oro. El problema, endémico de Argel, era la escasez de divisas, ya que la mayor parte se mantenía bajo llave en la tesorería del dey. Y el cónsul francés, recién llegado y agobiado por los gastos, estaba en extrema necesidad.

Pero sorprendentemente el dey concedió el préstamo, el cónsul francés luego entregó los fondos al banquero Bacri en los términos más agradables. Barlow, al tanto de toda la transacción, se apoyó en Bacri por el monto total, con el fin de rescatar a los rehenes. Este último, con el espíritu de una Reserva Federal de Berbería, no pudo resistir el encanto persuasivo de Barlow ni la tentación de las altas tasas de interés. Él cedió.

GRATIS POR FIN

JB ahora se distanció incluso de sí mismo. Pagó el rescate en la tesorería de la dey, alquiló uno de los barcos de Bacri y, el 11 de julio de 1796, se despidió de 145 desconcertados pero felices rehenes estadounidenses que se dirigían a casa y a la libertad.

Cuando el dey se dio cuenta de que Barlow se había puesto una gran tela decorada, pero muy negra, sobre sus ojos brillantes, la voz de Bashaw rompió el rango operístico más alto disponible en ese momento. El gran visir no solo había financiado la liberación de los rehenes, había perdido su carta de triunfo en el pago del tributo. Hassan Bashaw se preparó para la guerra. Pero Joel Barlow estuvo a la altura. Calmó los temores del dey, le aseguró que el tributo estaba en camino, le recordó la espléndida fragata que pronto sería suya y alisó con cuidado las asperezas del temperamento burbujeante de Hassan Bashaw. Aunque con dos meses de retraso, finalmente llegó el oro. Barlow pudo pagar el tributo, devolver el préstamo con intereses al Sr. Bacri y poner el tratado en vigor. Para el Día de Acción de Gracias (si es que hubo uno), Barlow podría comerse su pavo en paz, porque tenía mucho de qué estar agradecido.

EXCLUIR

Barlow se quedó durante otros seis meses, concluyendo tratados similares con Trípoli y Túnez. Partió de Argel en el verano de 1797 con las bendiciones de ese viejo bribón, Hassan Bashaw, y la gratitud de Joseph Bacri, cuyo criado había llegado a su fin. En una breve gira de 16 meses, Barlow había logrado liberar a los rehenes, concluir tratados con todos los Estados de Berbería y mostrar a una Europa escéptica que los diplomáticos estadounidenses podían defenderse. Hoy, Joel Barlow podría haber recibido un Premio al Servicio Meritorio del Presidente o incluso un bono en efectivo por sus esfuerzos. Sin embargo, se contentó con el elogio del Secretario de Estado, quien escribió: “Ha sido una suerte para los Estados Unidos que sus intereses estuvieran en un período tan crítico en manos de un ciudadano que tenía la inteligencia para discernir y el confianza para aprovechar el momento más adecuado para asegurarlos ".

BARLOW LLEGA A CASA

El siguiente capítulo de la carrera de Joel Barlow en el Servicio Exterior se abrió en Washington, donde recientemente había comprado una hermosa propiedad, llamándola "Kalorama", que en griego significa "hermosa vista". La casa de Barlow, desaparecida hace mucho tiempo, se encontraba cerca de la calle 23 y la calle Bancroft, al sur de la calle Kalorama. El Sr. B era ahora un caballero del ocio, cercano a sus buenos amigos, Thomas Jefferson, James Madison y James Monroe. En 1811 todavía estaba escribiendo poesía, lanzando cientos de coplas turgentes cada vez que el espíritu lo movía. Fue una vida placentera.

No es así para los Estados Unidos. Francia e Inglaterra volvieron a enfrentarse mutuamente, y Estados Unidos volvió a estar en el medio. Inglaterra bloqueaba los puertos franceses y se apoderaba sistemáticamente de los barcos estadounidenses, impresionando a los marineros estadounidenses y, en general, haciéndoles la vida imposible. En represalia, Francia emitió el Decreto de Berlín, que puso a los británicos bajo bloqueo. Siguió el Decreto de Milán. Permitió a Francia tomar cualquier barco que viniera o se dirigiera a un puerto inglés. Bajo este velo de legalidad, los franceses comenzaron a imitar a los ingleses, apoderándose de los barcos estadounidenses, confiscando sus cargamentos e internando a sus tripulaciones. El presidente Madison contraatacó prohibiendo la importación de productos franceses y británicos. Las relaciones entre los tres países se volvieron tan cargadas como la cometa eléctrica de Ben Franklin.

LOS ESQUEMAS DE NAPOLEÓN

Pero Napoleón, que ya estaba planeando su travesura rusa, estaba ansioso por involucrar a Gran Bretaña en una guerra con Estados Unidos. Esto involucraría a los británicos y lo dejaría libre para conquistar Europa del Este y los rusos. Y esperaba que Estados Unidos dirigiera su ira hacia los británicos y así ocupara su atención mientras paseaba por Moscú. James Madison era presidente, con James Monroe como secretario de Estado: ambos se mostraban escépticos ante el doble trato de Napoleón. Querían una prueba de primera mano de lo que estaba pasando. Pero para conseguirlo, necesitarían un negociador confiable y astuto que pudiera defenderse de los franceses. Madison no tuvo que mirar muy lejos. Joel Barlow era amigo y vecino, hablaba francés con fluidez y conocía a muchos en la corte de Napoleón por su nombre de pila. El presidente le pidió a Barlow que fuera a París como ministro de los Estados Unidos y elaborara un acuerdo que detuviera los ataques franceses contra la navegación estadounidense y el consiguiente encarcelamiento de los marineros estadounidenses.

Joel Barlow, sin embargo, veía la perspectiva de tratar con Napoleón como cualquier cosa menos atractiva. No amaba a Napoleón, que había subvertido la Revolución Francesa de la que Barlow era un campeón. Pero el presidente insistió. Y Barlow, como tantos diplomáticos desde entonces, no pudo resistir los impulsos de su presidente. El Senado confirmó su nombramiento como ministro y zarpó hacia París a principios de agosto de 1811. Para enfatizar la importancia de esta misión, Madison organizó que Barlow y su esposa fueran a Francia en el U.S.S. Constitución - Old Ironsides. Al igual que el oficial del Servicio Exterior estadounidense moderno, Barlow estaba restringido a viajar en un portaaviones estadounidense siempre que fuera posible ... pero Old Ironsides era el Top of the Mark.

¡¡AQUÍ VAMOS DE NUEVO!!

Las órdenes de Barlow, establecidas en un documento del tamaño de un libro por el secretario Monroe, eran organizar la liberación de los barcos, tripulaciones y cargamentos en poder de los franceses, asegurar que los Decretos de Milán y Berlín habían sido cancelados y negociar un tratado de comercio y amistad. con los franceses. ¡Aquí no hay patatas frías!

Barlow no se mostró optimista. "Voy con un deseo ardiente", le escribió a Robert Fulton, "pero sin muchas esperanzas de hacer el bien". Una tarea equivalente hoy, en 1982 [m3], podría ser lograr un asentamiento permanente en Cachemira y los Altos del Golán mientras se negocia un contrato de agente libre con Tom Brady.

Al principio, las cosas le fueron bien al nuevo ministro. Napoleón lo recibió cordialmente y, más de una vez, lo reconoció personalmente y en público. El largo conocimiento del señor Barlow con las cosas francesas le pareció bien. El Ministerio de Relaciones Exteriores abrió sus puertas y mantuvo “fructíferas discusiones” con el canciller Duc de Bassano. Sus conversaciones abordaron muchas de las cuestiones sustantivas que el Sr. Monroe había citado al Sr. Barlow.

NADA POR ESCRITO, PERO POR SUPUESTO

Esto animó a JB a dar el primer paso. Redactó una propuesta de declaración de la política francesa hacia los Estados Unidos, en la que los franceses accedieron a recibir los productos estadounidenses libres de impuestos. Los franceses también liberarían barcos, cargamentos y tripulaciones estadounidenses que estaban bajo custodia. Aunque estos puntos ya habían sido discutidos, con respuestas agradables, Duc de Bassano objetó. Si bien estaba dispuesto a dar garantías verbales, era muy reacio a dejarlas por escrito. ¡¡Hola!!

Apesadumbrado por esta negativa, Barlow no se intimidó. Pasó a los Decretos de Berlín y Milán. Si bien Napoleón vio su derogación como una estratagema para empujar a Estados Unidos y Gran Bretaña a la guerra, Barlow los vio como una oportunidad para reducir las tensiones entre los dos. Si pudiera demostrar a los ingleses que los franceses habían levantado su embargo, se podría alentar al primero a hacer lo mismo. Esto, a su vez, eliminaría una espina importante del lado estadounidense, aliviando la fiebre de la guerra y alentando el restablecimiento de las relaciones normales.

En abril de 1812, Barlow comenzó a presionar al Ministerio de Relaciones Exteriores para obtener pruebas de que los dos decretos habían sido derogados. Engañó, engatusó, insinuó y maniobró. Como observó un diplomático francés: “El ministro Barlow tiene un carácter valiente y es difícil de manejar. No se aparta de su terquedad estadounidense ".

ACTUANDO EL ENOJO

Finalmente, un día de la primera semana de mayo, con una ira escenificada, Barlow golpeó el escritorio del duque, exigiendo ver el documento que cancelaba los Decretos de Berlín y Milán. Para su asombro, el canciller abrió el cajón de su escritorio y sacó el Decreto de St. Cloud, que anulaba inequívocamente los dos odiosos decretos que estaba fechado el 28 de abril de 1811. JB estaba asombrado y luego asombrado. Según la fecha, el decreto se había emitido hace más de un año. ¿Había languidecido en el cajón todo este tiempo? El duque no respondió. ¿Había sido publicado? No, dijo el duque un poco avergonzado. Pero pronto lo sería.

Lo que Joel Barlow supuso gradualmente fue que el decreto se había escrito y firmado esa misma semana y estaba retroactivo para coincidir con el anuncio anterior de Napoleón. El canciller lo tenía disponible por si, como sucedía ahora, Barlow lo empujaba contra la pared. Fue un acto de pura duplicidad desde el punto de vista de los Estados Unidos, pero fue la maniobra diplomática francesa habitual que oculta todo y luego dijo "oops, lo siento" cuando surgieron sus tonterías de engaño.

Aún así, Barlow tenía lo que quería, quizás una falsificación, pero al menos un documento oficial. Una copia fue llevada en una fragata a Londres y entregada al ministro de Asuntos Exteriores inglés. Los ingleses vacilaron pero finalmente aceptaron levantar el bloqueo, sobre la base del Decreto de St. Cloud. La notificación de la acción llegó a la secretaria Monroe el 29 de junio. Pero ya era demasiado tarde. Doce días antes, el Congreso había declarado hostilidades contra Inglaterra: la guerra de 1812 estaba en marcha. Napoleón se salió con la suya y los esfuerzos de Barlow se volcaron una vez más.

PRÓXIMA ASIGNACIÓN POR FAVOR

Barlow, un tanto disgustado, todavía con el cinturón de seguridad, recurrió a la última de las instrucciones del señor Monroe: conseguir un tratado con Francia. Esto al menos podría mantener a raya a los franceses mientras Estados Unidos luchaba con los ingleses. Para entonces, sin embargo, tanto Napoleón como su ministro de Relaciones Exteriores estaban en Vilna, dirigiendo el asalto a Rusia. Barlow luego dirigió su negociación al duque de Dahlberg, el viceministro. El trabajo fue tedioso, el progreso lento & # 8212 de acuerdo, sin duda, con las instrucciones del Ministro de retrasar. Pero el autor de "Hasty Pudding" no fue implacable. Escribió un borrador de texto y presionó al duque para que tomara una decisión. Este último se vio obligado a escribir a Vilna, diciendo que no podía seguir posponiendo al ministro estadounidense. Francia tendría que actuar o romper las negociaciones.

CONVOCATORIAS DEL FRENTE

En el extremo de Vilna, las cosas iban por el tubo. Los ejércitos franceses estaban en retirada. El ministro de Relaciones Exteriores se dio cuenta de que sería bueno que quedaran algunos amigos para apoyarse en el tratado estadounidense que comenzaba a tomar un tono más positivo. Invitó a Barlow a Vilna y, en palabras y frases dulces, prometió: "cuando llegue, podremos concluir un arreglo deseable y conforme a las opiniones mutuamente amistosas de nuestros dos gobiernos". Pero Barlow rápidamente, y con tristeza, reconoció la carta como una invitación a la perdición. Vilna estaba a 1.400 millas de París. Tendría que dejar a su esposa en París y viajaría en el invierno, un invierno que convertiría a Napoleón y a su ejército en hielo. JB tenía casi 60 años y no gozaba de la mejor salud. Sin embargo, el ministro consideró que "era imposible rechazar la oferta del duque sin ofender". Sin la comodidad de los viajes modernos, con solo su sobrino Tom y un guía del Ministerio de Relaciones Exteriores, sin pago por peligrosidad, ni un sistema de jubilación, ni una hospitalización de alta opción, partió. El carruaje era una caja de hielo móvil, los caminos estaban destrozados y congelados. Cabalgó durante 23 días, llegando a Vilna el 18 de noviembre de 1812. Las negociaciones no fueron más satisfactorias en Vilna que en París. Aunque el ministro de Relaciones Exteriores estuvo de acuerdo, no pudo lograr que el emperador firmara que Napoleón estaba demasiado ocupado tratando de salvar su propio pellejo. El duque también estaba trabajando duro para convencer a todos de que las cosas mejorarían tan pronto como Napoleón ganara la próxima batalla. Pero los rusos ganaron y el tratado se convirtió en otra baja en tiempos de guerra. Sin embargo, fue aquí en Vilna donde Joel Barlow se vengó de Napoleón en uno de sus mejores poemas - "Consejo para un cuervo" - como si se interrogara a sí mismo, pregunta en la primera línea: "Necio tonto, ¿por qué pasar el invierno aquí?"

PARA NADIE SORPRESA & # 8211 EL FIN HABÍA LLEGADO

A estas alturas, la retirada francesa se había convertido en una derrota. Dieciséis días después de su llegada a Vilna, Barlow, junto con la corte y el cuerpo diplomático, huyeron de la ciudad. Barlow, contrató un carruaje y un conductor de seis equipos, y el 5 de diciembre de 1812 comenzó su retirada. Se llevó consigo a su sobrino, Tom Barlow, así como a Jean Babtiste, un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia. Barlow no quería ir directamente a París desde Vilna por temor a ser superado por el ejército ruso en rápido movimiento, eligió ir al sur a Polonia y luego girar hacia el oeste cerca de Cracovia, deteniéndose en Viena y luego, con suerte, hacer su viaje. camino a París. Llegó a Varsovia en siete días, viajando en un carruaje casi sin calefacción en uno de los diciembre más fríos que se recuerden. Después de otros siete días, el equipo llegó a Kielce, donde Barlow comenzó a mostrar signos de un fuerte resfriado. De camino a Zarnowiec, Barlow detuvo el carruaje para recoger a un soldado polaco casi congelado, Adam Piwovarski & # 8211, que había luchado en el lado francés, y regresaba a su casa en Zarnowiec.

El carruaje y los viajeros llegaron a Zarnowiec el 21 de diciembre. Pero Barlow no pudo ir más lejos ya que su condición empeoró. Lo llevaron a la casa de Jan Blaski, alcalde de la Comuna (gmiina) de Zarnowiec. Los médicos locales no pudieron ayudar y trajeron a un médico de Cracovia que descubrió que la neumonía avanzada de Barlow no podía contrarrestarse. Para entonces Barlow estaba inconsciente y al mediodía del 26 de diciembre, el día después de Navidad, Joel Barlow murió. Diplomático, poeta y estadounidense por excelencia fue enterrado en el suelo helado del cementerio de la Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora en Zarnowiec.

Lamentablemente, el sobrino de Barlow, Thomas, tardó más de dos semanas en llegar a París y contarle a la esposa de Barlow, Ruth, de la muerte de su esposo y otros tres meses antes de que la noticia llegara a los Estados Unidos y al presidente Madison.

JOEL BARLOW L’ENVOY.

* Aunque Barlow fue enterrado en el cementerio de la iglesia en Zarnowiec, el cementerio se ha reorganizado durante más de 200 años desde su muerte para que la tumba real de Barlow ya no exista.

* Sin embargo, poco después de su muerte se colocó en la iglesia un gran monumento de piedra, escrito en latín. El monumento fue organizado y pagado por la esposa de Barlow, aunque nunca tuvo la oportunidad de verlo. Al mismo tiempo, la familia de Adam Pivowarski, el soldado a quien Barlow salvó, también contribuyó a la placa y vio que estaba bien cuidada.

* Mientras trabajaba en Cracovia en la década de 1990, mi esposa y yo visitamos la iglesia y descubrimos que la placa se estaba deteriorando, lo arreglamos con la Compañía Polaca que hizo mucho trabajo en la restauración del Templo de Hatchepsut en Egipto para volver a hacer la placa en una nueva piedra. Esto se dedicó a través de una gran ceremonia en la iglesia de Zarnowiec el 4 de mayo de 1996, presidida por la Cónsul General de América en Cracovia, Polonia, la Sra. Mary Marshall.

* El 23 de junio de 1996, el senador Joseph Lieberman introdujo una apreciación de tres páginas de “Joel Barlow, diplomático y patriota” en el registro diario del Senado de los Estados Unidos.

* Al mismo tiempo, un grupo de Oficiales del Servicio Exterior asociado con DACOR bajo la dirección de Richard Parker, contribuyó con fondos para la colocación de un monumento a Joel Barlow en el patio de la iglesia y se dedicó el 28 de junio de 1998. DACOR también donó alrededor de $ 5,000 para las reparaciones necesarias en la iglesia misma.

* En el 250 aniversario del nacimiento de Joel Barlow & # 8211 24 de marzo de 2004 & # 8211 The Friends of the Woodrow Wilson House en la sección Kalorama del Distrito de Columbia patrocinaron una exposición, “Joel Barlow, The Sage of Kalorama: Patriot, Autor y diplomático ”. La exposición fue copatrocinada por el Embajador de Francia en Estados Unidos y el Embajador de Estados Unidos en Francia.

* Las citas están tomadas de los despachos de Barlow en los Archivos Nacionales y de Life and Letters of Joel Barlow: Poet, Statesman, Philosopher por C.B. Todd, 1886, Putnam. El autor también se ha basado en gran medida en el libro de James Woodress, A Yankee's Odyssey The Life of Joel Barlow 1958, Lippincott ".

Este artículo está basado en un artículo de Joel Barlow en la edición de noviembre de 1982 de STATE, la revista mensual del Departamento de Estado de EE. UU. También se publicó un breve comentario sobre Barlow en 2009 en AMERICAN DIPLOMACY.

Diplomacia americana es la publicación de origen de este trabajo. El permiso para volver a publicar se otorga gratuitamente con crédito y un enlace a Diplomacia americana.

William y Joan Sommers

William Sommers, un graduado de Middlebury College, junto con una maestría en administración pública del Littaeur Center de Harvard (conocido ahora como la Escuela JFK), pasó muchos años en operaciones del gobierno local en los Estados Unidos y también, agregado a esa experiencia, trabajó en el extranjero sobre el desarrollo del gobierno local en Tailandia, Filipinas, Corea, Egipto, Polonia, Hungría, Indonesia y Bosnia. La esposa de Bill, Joan, fue la incondicional en todo esto, después de haberse graduado del Instituto de Arte de Chicago, y en toda la confusión de una vida centrada en moverse y viajar, crió a seis hijos y, al mismo tiempo, ingirió los valores del arte. de todos los países en los que vivió la familia Sommers y realizaron exposiciones de arte dondequiera que estuvieran estacionados. Si bien es conocida por su caligrafía china y pinturas relacionadas, sin embargo, se tomó el tiempo para mejorar los frecuentes artículos de Bill sobre escritores que habían trabajado en el servicio diplomático estadounidense, ilustrando así a personas como Hawthorne, Bret Harte, William Dean Howells, Washington. Irving y muchos otros.

Artículos actuales

  • 25 de 25 & # 8211 Selecciones de nuestros archivos sobre políticas y medio ambiente
  • Mayo de 2021
  • ¿Ha vuelto la diplomacia? Presentar el caso al pueblo estadounidense
  • El impacto del cambio climático en la política exterior de Estados Unidos y el interés nacional
  • Por qué Estados Unidos debería ayudar a prevenir el colapso del Líbano
  • Es hora de repensar la asistencia para el desarrollo en el Sahel
  • El personal empleado localmente es el elemento vital de la diplomacia cultural
  • Cuando la KGB envía a su equipo B
  • Represión militar en Birmania y las masacres del 8/8/88
  • Pinceladas de Beijing
  • Las nueve vidas de Pakistán: (Despachos de un estado precario)
  • Libros de interés mayo 2021
  • Febrero 2021
  • Celebrando y Conmemorando
  • ¿Puede ganar Sísifo? Reformar la diplomacia para nuevos desafíos
  • ¿Pueden los Estados Unidos seguir siendo un ejemplo para el mundo?
  • ¿Cómo hablamos con el público extranjero después de la subversión de Trump?
  • Conflictos de la Guerra Fría por un templo jemer
  • Promoción de la paz y la prosperidad a través de las Naciones Unidas

Secciones destacadas

NOTA: Las opiniones expresadas por los autores publicados en esta Revista no son necesariamente las de los miembros del personal de la Revista o de la Junta Directiva de Diplomacia Estadounidense, ni del Triangle Institute for Security Studies o del Curriculum for Peace, War & amp Defense en la Universidad de Carolina del Norte-Chapel Hill.

Selecciones de 25 años

Para conmemorar nuestro 25 aniversario, destacamos artículos anteriores sobre la práctica diplomática y los desafíos que enfrenta el Departamento de Estado.


De George Washington a Dey Hassan Bashaw, 3 de diciembre de 1796

Al más excelente e ilustre Vizer Massan Bashaw, Dey de la Ciudad y Regencia de Argel. Salud, paz y prosperidad.

He recibido la carta de Vuestra Excelencia, fechada el 5 de mayo pasado, por James Leander Cathcart, informándome que aunque habían transcurrido ocho meses desde que se había establecido la paz y la armonía entre nuestras dos naciones, no se había cumplido ni un solo artículo del acuerdo. con. Este acontecimiento inesperado ha sido para mí un tema de gran pesar. Además de las explicaciones dadas por nuestro agente, el señor Barlow, yo mismo escribí a Vuestra Excelencia el 13 de junio pasado exponiendo la principal causa de la decepción. Espero que todas las sumas estipuladas hayan sido pagadas antes de este tiempo o si alguna parte aún permanece atrasada, que los pagos se completen en breve: porque no tengo nada más en el corazón que cumplir con perfectamente buena fe los compromisos contraídos con usted en mi nombre en nombre de los Estados Unidos de América.

Me ha proporcionado una gran satisfacción que haya enviado al Sr. Cathcart para que me brinde información más completa y exacta sobre los artículos y su calidad, necesaria para su servicio y conforme a nuestro acuerdo. Un barco cargado con él ya está listo para zarpar hacia Argel. Se formalizan contratos y demás medidas y se persigue proveer todos los pertrechos marítimos y militares, los cuales serán remitidos con toda la expedición de que las circunstancias lo admitan y deseo que tenga la seguridad, que la solicitud de nuestro Gobierno no cesará hasta el pleno. se cumplirá.

La fragata que le prometieron nuestros agentes, el Sr. Barlow y el Sr. Donaldson, se está construyendo y estará terminada y equipada con todos los despachos posibles.

El señor Barlow conoce bien las circunstancias de los Estados Unidos y todas las dificultades que tenemos que encontrar para cumplir nuestros deseos. Le ruego que reciba favorablemente las explicaciones que le ofrecerá en este nombre, porque no puede expresarle con demasiada fuerza nuestra sinceridad y buena fe.

Que Dios conserve por mucho tiempo a su excelencia y corone sus días con felicidad y honor. Escrito en Filadelfia, el tercer día de diciembre de 1796.


1795: los judíos se beneficiaron del primer conflicto entre Estados Unidos y los musulmanes

La toma de rehenes occidentales por musulmanes es un hábito consagrado por la edad, pero parece ser otro contratiempo con el que nuestra coalición gobernante de minorías liberales no puede enfrentarse. La solución del Imperio Británico al problema fue lanzar un ataque contra los perpetradores y cancelar a los primeros rehenes. El personal diplomático británico tuvo que aceptar este riesgo como un riesgo laboral. Había que enseñar a los mahometanos que el secuestro de británicos no paga. Cuando se llevó la lección a casa, la política de rehenes se abandonó por ser peligrosamente impráctica. Lo que la mayoría de los estadounidenses no sabe es que Estados Unidos apenas había comenzado como una nación independiente cuando los musulmanes tomaron como rehenes a sus ciudadanos. De 1785 a 1797, nuestro gobierno rindió tributo a una potencia norteafricana para que los liberara.

En 1785, los nuevos Estados Unidos de América tenían una tesorería vacía, ninguna Marina y pocos diplomáticos capacitados, una condición lamentable que, a excepción de la Marina, existe nuevamente hoy. Más de 100 marineros estadounidenses fueron retenidos como rehenes en Argel. Las palabras que indicaban un rescate total se evitaron en las negociaciones, pero el objetivo de capturar a los ciudadanos estadounidenses era simplemente un dinero rápido, no el regreso de un Sha en fuga. Los rehenes estadounidenses solo serían liberados después del pago del precio más alto posible que el Dey de Argel podría obtener por un & # 8220 tratado de paz & # 8221. La fraternidad estadounidense de producción y consumo, los comerciantes y armadores, cuyas propiedades y empleados estaban siendo & # 8220-detenidos & # 8221 por el Dey.

La situación era complicada. Una década antes, en 1775, un general español con el nombre no castellano de Alexander O & # 8217Reilly había sufrido un gran desastre en un intento de desembarco anfibio en el norte de África para eliminar la molestia argelina. Un vendaval salvaje, cuidadosamente proporcionado en el último momento por Alá, había azotado la mayor parte de las lanchas de desembarco de O & # 8217Reilly & # 8217 en los arrecifes, y sus fuerzas españolas supervivientes se vieron abrumadas en la costa. El conocimiento de esta catástrofe convenció a la administración de Filadelfia de que el dinero era el único medio disponible para que un gobierno responsable liberara a sus rehenes. La tradición de utilizar dinero en efectivo para implementar la política exterior estadounidense comenzó a principios de la historia estadounidense. Tal como estaba, nuestro gobierno no tenía fondos, pero tenía crédito, y en eso se basaban sus esperanzas de rescatar a los rehenes.

El régimen de Dey Hassan Bashaw en Argel, aunque funcionaba de forma autónoma a finales de 1700, era técnicamente una extensión del Imperio turco. El mismo Dey era de origen turco, al igual que sus oficiales y soldados menores. La mayoría étnica argelina, sin embargo, era de origen morisco, más oscura en la tez, más débil militarmente y más pobre económicamente que sus correligionarios turcos. Argel no podía controlarse desde Constantinopla, porque era demasiado peligroso para el sultán enviar una gran fuerza anfibia a cualquier lugar a una distancia de ataque de los españoles.

La mayoría musulmana de Argel tenía un problema de minoría con el que su poder militar era manifiestamente incapaz de competir. Una comunidad judía muy grande había mantenido durante mucho tiempo un hábitat aventurero en el área general. Casi cualquier asalto a Argel hizo un esfuerzo especial para identificarlos. Cuando O & # 8217Reilly lanzó su desafortunado ataque, los judíos cavaron trincheras más rápido, más profundo y más largo que los musulmanes, porque temían a la Inquisición española más que al fanatismo religioso de los turcos. En tiempos normales en Argel no existía una ley que protegiera a la ciudadanía judía de las palizas. Un turco o moro ebrio solía estar inflamado por la aparición de un judío (que vestía un traje distintivo) hasta el punto de lanzarle golpes. Si un Dey era asesinado, era el procedimiento aceptado someter a los barrios judíos a una forma extrema de truco o trato turco en el que las casas eran saqueadas en masa. Para su propia protección, los judíos optaron por vivir en guetos, donde pueden ayudarse unos a otros para protegerse de los ataques del lumpenproletariado moro y cristiano, que eran adictos a robarles.

Cuando el excéntrico emisario estadounidense, Joseph Donaldson, llegó a Argel en 1795 para negociar la liberación de los rehenes estadounidenses, rápidamente advirtió, ante la insistencia de uno de ellos, el capitán Richard O & # 8217Brien, antiguo amo del Dauphin, que los más ricos y las personas más influyentes en Argel no eran musulmanes, sino judíos, y que la mayor parte del comercio exterior de la ciudad estaba en manos de comerciantes y banqueros judíos, que estaban en contacto continuo con sus colegas de toda Europa, Asia y el Levante. . Su asombroso poder, pensó O & # 8217Brien, provenía enteramente de su servicio de inteligencia, superior al de cualquier gobierno del mundo, a través del cual un copioso flujo de información perfectamente confiable entraba y salía diariamente del gueto. Esta fue la base no solo de su inmensamente rentable sistema bancario y crediticio, sino también de su seguridad nacional. A medida que las relaciones internacionales se volvían cada vez más complejas, era vital que los jefes de estado recibieran datos tempranos, precisos y puntuales sobre lo que estaba sucediendo en todo el mundo civilizado, y en ese conocimiento basar sus decisiones. Los judíos argelinos constituían así el único grupo que podía proporcionar estos informes en el norte de África en la década de 1790. De hecho, eran la única fuente capaz de decirles a los gobernantes turcos de Argel exactamente lo que Estados Unidos estaba dispuesto a pagar extraoficialmente por sus marineros cautivos, e hicieron arreglos preliminares de rescate a 2.000 dólares mexicanos por cabeza. La base de esta propuesta descansaba en la información proveniente de sus contactos en Filadelfia.

El comercio entre Marsella, Génova, Alicante y otros puertos cristianos, algunos tan lejanos como Plymouth o Estocolmo, se realizaba a través de esta todopoderosa minoría argelina, que manejaba la importación de trigo y con frecuencia se atribuía el mérito de salvar a la ciudad del hambre. El pobre judío de Argel era una rareza. El comercio de plata, oro y joyería estaba completamente en manos de los judíos. También estaban bajo su control las industrias de la sastrería, la confección y el bordado. Incluso eran propietarios de las empresas que abastecían a los jenízaros con sus tiendas militares. En lo que respecta al lucrativo comercio de licores argelino, los judíos lo hacían, los moros lo vendían y los turcos lo bebían. El director de la Casa de Moneda de Argel, un turco, era el funcionario que supervisaba la producción de todas las monedas de oro, plata y cobre. Trabajaba con un personal enteramente minoritario y era el supervisor nominal del gremio de joyeros y orfebres, que estaba compuesto por una membresía cien por cien judía. También se dijo que dirigía la venta de perfumes y esencias de frutas, un comercio lucrativo, que tras una inspección más cercana se descubrió que era otro monopolio judío.

Cuando el emisario estadounidense llegó a Argel, la ciudad se había convertido en un caso de prueba para demostrar la imposibilidad final de conducir una sociedad viable con elementos étnicos contrastantes. Dado que los judíos siempre vestían de negro, con un turbante de seda negra alrededor de sus sombreros de tres picos, sus oponentes los identificaban rápidamente, quienes con frecuencia provocaban que les cayera encima una lluvia de saliva. Sin embargo, ningún cargo de antisemitismo podía dirigirse a los escupidores, que eran en gran parte semíticos. Aunque la minoría hebrea había logrado poner a Argel figurativamente en una camisa de fuerza político-económica en lo que se refería a la sustancia material del poder, filosóficamente soportaba un estilo de vida que superficialmente los relegaba a una posición social inferior. A un judío no se le permitía montar a caballo, por ejemplo, pero se le permitía montar un asno fuera de los muros de la ciudad. Si veía a un musulmán acercándose, se suponía por ley que se moviera y se mantuviera firme hasta que el individuo islámico pasara. Otras pequeñas molestias fueron los soldados turcos que detuvieron a ciudadanos judíos en la calle e hicieron que los judíos los llevaran de regreso al cuartel. La venganza de las minorías por estos agravios fue a veces extrema. Cuando el Bey de Constantino visitó Argel en 1795, durante el período en que llegó el plentipotenciario estadounidense, decidió hacer un magnífico regalo a la esposa de Dey. Le pidió a un judío que seleccionara una joya de valor y le ofrecieron un broche decorado con diamantes & # 8212 precio, 60.000 dólares españoles. El Bey compró el broche y lo pagó en trigo entregado en el puerto de Constantina a un precio de cuatro francos por saco de 100 libras. Los judíos enviaron rápidamente este trigo a Marsella donde, debido al bloqueo británico, pudieron venderlo por 50 francos las 100 libras. De esta manera, sólo en un trato menor, se obtuvieron 3.750.000 francos de ganancia de un único broche de joya que un agente en París había comprado por 30.000 francos. Cuando los ejércitos de Napoleón comenzaron a marchar por Europa, tuvieron que tener grano del norte de África en un año, 240.000 sacos fueron a Francia solo desde Constantino. Argel & # 8217, en su mayoría comerciantes judíos, pagaban 6 francos el saco y lo vendían en Francia con ganancias asombrosas.

Cuando uno contempla la escena de Argel a la llegada del embajador de los Estados Unidos, Donaldson, puede preguntarse por qué prestó atención al Dey. Los hombres a ver en Argel fueron Micaiah Coen Baccri y Nettali Busnach, quienes tenían conexiones cercanas con sus hermanos en Livorno, Italia. Baccri era el más rico e influyente de todos los banqueros y corredores de Argel y tenía parientes y contactos en todos los puertos importantes de la costa mediterránea. Dado que ya había intermediarios judíos en Estados Unidos, Baccri, a través de su extenso aparato mundial, conocía la situación financiera en Estados Unidos mejor que Donaldson. Baccri también era consciente de que el dinero para los tratados de Berbería & # 8220 & # 8221 tendría que ser recaudado en Europa, lo que significaba letras de cambio y crédito, préstamos sólidos & # 8212 todo molido para los molinos de un especulador financiero emprendedor. Un estadounidense capturado, James Cathcart, que había ascendido del puesto de siervo doméstico al de secretario cristiano de Dey, acompañó a Baccri al bergantín que llevó a la delegación estadounidense a Argel. Cathcart, como O & # 8217Brien, había aprendido dónde estaba el verdadero poder.

Después de que Donaldson, cojo, cascarrabias, receloso y obstinado, que finalmente se enfermó mentalmente y se volvió maniático tratando de superar las complejidades de la política de Argel (y que se volvió propenso a la furia antisemita), partió de Argel, fue reemplazado por Joel Barlow. un prototipo del diplomático de la Ivy League contemporáneo pero en vías de desaparición. Barlow pronto tuvo una relación íntima con Baccri y varios otros corredores argelinos ricos. ¿Por qué, preguntó Barlow, los judíos no aceptarían billetes de Baring and Co. y ellos mismos proporcionarían el efectivo para los pagos del & # 8220treaty & # 8221? ¿Por qué perseguir tanto Europa en busca de crédito? Los corredores judíos respondieron que querían un recorte del 30% y se negaron a hacer ningún avance hasta que tuvieran evidencia de que Estados Unidos podría obtener algo de dinero en Europa.

Finalmente, los judíos comenzaron a confiar en Barlow (las finanzas han sido durante mucho tiempo esencialmente una cuestión de confianza, por eso hay hombres de confianza). Por otro lado, los judíos odiaban a James Cathcart, el secretario de Dey. Por alguna razón, consideró la idea de que iban a estafar al Dey, un hombre que obtuvo su dinero a través de la piratería honesta, por lo que procedió a erigirse en el principal protector del Dey contra sus artimañas e intrigas. Los judíos, a su vez, consideraban a Cathcart como un peligroso antisemita. Le adelantarían a Barlow suficiente dinero para liberar a los rehenes estadounidenses cautivos, pero solo si él controlaba los complots antijudíos del secretario. Luego, Barlow se las arregló para enviar a Cathcart, con la aprobación de Dey & # 8217, de regreso a Estados Unidos, esto después de un período de casi once años de retención forzosa en Argel. Finalmente, se informó a Barlow que Baring and Co. había establecido un crédito de 400.000 dólares para los Estados Unidos en Leghorn, Italia.

En junio de 1796, se abrieron las puertas del palacio de Dey y los rehenes estadounidenses se colocaron en dos filas en el patio. El efectivo fue sacado debidamente de las bóvedas de los banqueros judíos y, bajo la vigilancia turca, fue contado en presencia del Dey. El Dey, Hassan Bashaw, estrechó la mano de Joel Barlow y los estadounidenses marcharon hacia el Fortuna, un buque propiedad de Micaiah Coen Baccri, que fletó inmediatamente a Barlow por una gran suma, para regresar a América. Barlow escribió más tarde al Secretario de Estado que el Dey de Argel estaba & # 8220 tan bajo su control [judíos & # 8217] como cualquier esclavo en Argel lo está. & # 8221 Y además & # 8220 hay dos poderes, la Casa de Baccri y el Dey. No se puede hacer ni mantener la paz, no se puede realizar ningún comercio, ningún oficial puede entrar en su lugar sin el permiso de esa Casa. & # 8221

Así vemos en funcionamiento lo que podría denominarse una Coalición Iliberal-Minoría en la que los miembros activistas no siempre se unen en amistad.De hecho, a uno de los hijos de Baccri le cortaron la cabeza públicamente poco después. Esa es parte de la historia real detrás de los famosos Piratas de Berbería y la guerra de Estados Unidos con Trípoli, que normalmente no se presenta en las clases de historia de Estados Unidos. En cuanto a Joel Barlow, parece haber terminado con un grave lavado de cerebro después de su nota al Departamento de Estado. Más tarde, recomendó a su gobierno que se animara a los Baccris a abrir una sucursal de su negocio en Filadelfia.

El período que estamos tratando aquí es anterior a la acción heroica del oficial naval estadounidense Stephen Decatur, que quemó a los capturados. Filadelfia y en 1815 derrotó al Dey y obligó a Argel y Túnez a pagar daños y perjuicios por violar su & # 8220treaty & # 8221 con los Estados Unidos. La destreza militar de Decatur convenció a los musulmanes de abandonar su negocio de toma de rehenes, al menos con respecto a los estadounidenses, durante 164 años.


Consejos de búsqueda

Búsqueda de frases
Puede utilizar comillas dobles para buscar una serie de palabras en un orden particular.

Por ejemplo, "Segunda Guerra Mundial" (con comillas) dará resultados más precisos que la Segunda Guerra Mundial (sin comillas).

Búsqueda de comodines
Si desea buscar múltiples variaciones de una palabra, puede sustituir una o más letras por un símbolo especial (llamado "comodín").

Puedes usar * para representar 0 o muchos caracteres.
Puedes usar ? para representar 1 solo carácter.

Por ejemplo, econom * encontrará tanto economía como economía, y organización encontrará tanto organizar como organizar.

Búsqueda avanzada
Nuestra herramienta de búsqueda avanzada le permite buscar fácilmente en varios campos al mismo tiempo y combinar términos de formas complejas. Consulte la página de ayuda para obtener más detalles.

¿Quiere sacar más provecho del cuadro de búsqueda básico? Lea acerca de los operadores de búsqueda para conocer algunas herramientas nuevas y poderosas.


Hassan Bashaw Brig - Historia

Miscelánea: incluye descripciones de muestra de las calificaciones y responsabilidades de los comités afiliados.

Afiliados por estado - CFF

Distrito de Columbia (Washington, D.C.)

Minnesota (Mentes libres Inc.)

Misuri - Montañas Ozark

Oregón, Adrian Greek / Portland

Pensilvania - Newcastle

Pensilvania - Pittsburgh (PAIF)

Tennessee - Chattanooga

Texas - Condado de Jarrant

Afiliados por estado - CAN, 1987-1990

California - Norte - Vista a la montaña

California - Sur - Los Ángeles / Redondo Beach

Colorado - Montañas Rocosas / Denver

D.C. - Washington / Bethesda, Maryland

Minnesota - Minneapolis

Oklahoma - Ciudad de Oklahoma

Pensilvania - Filadelfia / Jenkintown

Pensilvania - Pittsburgh / Allison Park

Texas - Dallas / Fort Worth (Consejo de conciencia de culto)

CFF - Fundación para la Libertad de los Ciudadanos

Comité Ad Hoc de Padres Preocupados, 1977-1978

Artículos de incorporación y estatutos

Estatutos de CFF de Illinois

Noticias CFF, más tarde CAN Noticias (Boletín de Enfoque y Afiliados), 1978-1985, 1988

Comité Comprometido en Liberar Mentes (CEFM), 1976-1977

Correspondencia, California. 1980-1987

Explicación de cargo, Junio ​​de 1986

Solicitudes de información, 1982-1984

Fundación Internacional para la Libertad Individual (IFIF), 1977-1978

Merrill Lynch - Financiero, 1982

Padres voluntarios, 1973-1976

FOCUS [Red de apoyo a los formistas de formación]

Junta Directiva - Listas, 1990-1992

Junta Directiva - Actas y otros, 1991-1992

Actas de la junta directiva / conferencias telefónicas / asuntos oficiales, 1991-1992

Butz, Marty (Vicecoordinador de FOCUS), 1991-1993

Reglamentos y directrices de CAN y FOCUS

Correspondencia, 1983-1995

Engel, Paul (Coordinador nacional de FOCUS), 1984-1985

Focus Journal, 1983

Noticias FOCUS (publicación trimestral de la organización FOCUS), 1991-1994

Preconferencia FOCUS, 1995

Cuestionario FOCUS y carta modelo

Folletos para quienes se inscriban en FOCUS

reFOCUS [recuperando FOrmer CUltists Support, Inc.) - sucesor de FOCUS en 1995

Informe de investigación de marcas comerciales

Una salida - boletín para ex-miembros y aquellos preocupados por The Way International, 1983

Cuestionarios / Aplicaciones FOCUS, California. 1986-1993

Subserie C: Junta Directiva

Elecciones, 1991-1994

Liza, 1992, 1996

Correspondencia, 1986-1996

Reuniones (agenda, actas, etc.), 1986-1996

Datos biológicos, tablero, historias

Subserie D: Conferencias California. 1983-1995

Reuniones - Conferencias

Paquete de muestra y guía de planificación preliminar

Subserie E: Director / Director Ejecutivo

Correspondencia, 1979-1986

General, California. 1980-1987 [a granel 1986]

Acerca de / Por Kisser - principalmente artículos

Carta de recaudación de fondos de Allen (Steve), 25 de julio de 1988

Carta al Congreso, 9 de mayo de 1989

Cartas de agradecimiento, Década de 1980-ca. 1993

Miscelánea, California. 1990-1996

Información difamatoria

Informes del Director Ejecutivo

Entrevista - con Livia [?], 1 de mayo de 1994

Kisser contra Chicago Crusader, et al.

Landmark Education Corporation, 1993

Subserie F: Registros financieros California. 1982-1997

Practicas de contabilidad, 1990

Donaciones de afiliados, 1982-1985

Informes financieros de afiliados

Fondo de dotación Arkin / CAN

Regalo de arkin 1992

Junta de recaudación de fondos, 1996

Mudanza de la oficina de CFF a DC

Cuenta de cheques, 1996

Resoluciones corporativas

Estados financieros e informes de auditores independientes, California. 1980-1983, 1989-1995

Estados financieros - Mensual

Propuesta de financiamiento - Violencia contra mujeres y niños en cultos destructivos

Propuestas de proyectos (anteriores)

Mellon Grant, 1990

Caridades Independientes de América (ICA)

Fundación J. Roderick MacArthur

Registro - para estado exento de impuestos

Solicitud de asistencia

Scientology v. CAN - Susson - Finanzas

Impuestos (EE. UU., California e Illinois) - incl. apl. para el reconocimiento de la exención

Balance de prueba, 1986

Abogados / Firmas legales - incl. los representantes de AFF y CAN

Bardin, David (Arent Fox)

Georgiades, Peter N. (Wile, Georgiades, Homyak & amp Norkus)

Graber, Elizabeth (Rudnick y amp Wolfe)

Martino, Philip V. (Rudnick y Wolfe), 1996-1997

Peterson y amp Ross, 1992-1993

Búsqueda de bases de datos de conflictos, 1996

Correspondencia: gran parte de los casos que involucran casos legales relacionados con Scientology y solicitudes de membresía CAN por parte de los cienciólogos.

Afiliados de Cult Awareness Network - "Afiliados falsos" / miembros de Scientology

Cultos: principalmente artículos sobre, incluidos casos judiciales y legislación

Cultos en la sociedad estadounidense: un análisis legal de la influencia indebida, el fraude y la tergiversación - Preparado para la American Family Foundation (AFF) y Cult Awareness Network (CAN) por la Comisión de Ley de Discapacidad Física y Mental de la Asociación de Abogados de los Estados Unidos, Noviembre de 1995

EST / El foro - Werner Erhard

Gran Comisión Internacional

Casos legales contra CAN (muchos relacionados con la cienciología) - Listas, 1993-1996

Masters, Roy - Fundación del entendimiento humano

Artículos, correspondencia, documentos y relacionados

Casos de Scientology contra CAN (incluye lista al 25 de abril de 1996)

The Way International

Julio de 1996 a junio de 1997, Dakota del Norte.

Aznaran contra la Iglesia de Scientology de California, Inc., et al (Vicki J. Aznaran y Richard N. Aznaran contra la Iglesia de Scientology de California, Inc. Iglesia de Tecnología Espiritual, Inc. Scientology Missions International, Inc. Centro de Tecnología Religiosa , Inc. Author Services, Inc. Iglesia de Scientology Internacional, Inc. Iglesia de Scientology de Los Ángeles, Inc. Oficina de la Misión en todo el mundo Autor Family Trust Herencia de L. Ronald Hubbard David Miscavige y Norman Starkey), 1988

Bagley contra CAN (Andrew Bagley contra Cult Awareness Network y Cynthia Kisser), 1992-1993

Barton contra CAN (Glen Barton contra Cult Awareness Network y Cynthia Kisser), 1993-1994

Bashaw, et al contra CAN (Gregory S. Bashaw Larry Miller y Joe Lewis contra Cult Awareness Network y Cynthia Kisser), 1992-1993

Beardmore contra CAN (Charlotte Beardmore contra Cult Awareness Network y Cynthia Kisser), 1993

Burns v. Recording Institute of Detroit, et al (Michael Burns v. The Recording Institute of Detroit, Inc. La Iglesia de Scientology de Michigan Fundación Hubbard Dianética Robert Dennis CSI International La Iglesia de Scientology Organización de Servicio de Bandera Mark Kristof Michael Campbell Mary Campbell y Kathy Nickey, 1991

Casilas v. Whitfield, et al (Angel Casillas v. Jerry Whitfield Hana Whitfield y Does 1-25), 1991

Casselman contra CAN, et al Donna Casselman contra Cult Awareness Network Cynthia Kisser y Priscilla Coates), 1992

Castagna contra CAN, et al (Robert Castagna contra Cult Awareness Network Cynthia Kissert Cult Awareness Network Boston y Tom Sullivan), 1992

Iglesia de Scientology Internacional [CSI] v. Armstrong, et al (Iglesia de Scientology Internacional v. Gerald Armstrong y Does 1 a 25), 1994

Iglesia de Scientology Internacional v. CAN (Casos de la Iglesia Coordinada), 1995

Iglesia de Scientology Internacional contra Fishman y Geertz (Iglesia de Scientology Internacional contra Steven Fishman y Uwe Geertz), 1994

Iglesia de Scientology Internacional contra Patricia Ryan, 1993

Iglesia de Scientology Internacional contra Time Warner, Inc., et al, 1992

Misión de la Iglesia de Scientology de Edmonton, et al v. Hamdon, et al (Misión de la Iglesia de Scientology de Edmonton Misión de la Iglesia de Scientology de Calgary y Misión de la Iglesia de Scientology de Old Strathcona v. Evelyn Hamdon Les Jackman Lorna Levett Betty McCoy Brendon Moore William Reid Neil Taylor y David Wallace), 1992

Iglesia de Scientology de California contra Lawrence Wollersheim, 1993, 1996

Iglesia de Scientology del Condado de Orange, et al v. CAN, et al (Iglesia de Scientology del Condado de Orange, Iglesia de Scientology del Oeste de los Estados Unidos e Iglesia de Scientology de Stevens Creek v. Cult Awareness Network Toby L. Plevin y Does 1-100) , California. 1993

Clegg contra CAN, et al (Frizell Clegg contra Cult Awareness Network Cult Awareness Network, Capítulo de Los Ángeles Cynthia Kisser y Priscilla Coates), 1992-1994

Colombrito contra Kelly y otros (Anthony Colombrito contra Galen G. Kelly y otros), 1982

Cowenhoven contra CAN Boston, et al (Liza Cownhoven contra Cult Awareness Network Boston y Anne Sullivan), n.d.

Cult Awareness Network [CAN] v CSI, et al (Cult Awareness Network v. Church of Scientology International Bowles & amp Moxon Iglesia de Scientology de Illinois Andrew Bagley Glen Barton Gregory Bashaw Charles Benedetti Valon Mitchell Cross Samuel Demeter Joe Lewis Marion Melberg Larry Miller David Schram y Lynn Ward), 1993-1996

CAN v. Demeter y Cross (Red de conciencia de culto v. Samuel Demeter y Valon Mitchell Cross), 1992-1994

CAN contra Phillips Bros. Insurance (Cult Awareness Network contra Phillips Brothers Insurance Agency, Inc.), 1995

CAN Affiliates v CAN, et al (CAN Afiliado de San Francisco y sus miembros representantes, Danny Beltran y Christopher Scott CAN Afiliado de Stevens Creek y sus miembros representantes Pat Dulleck y Terry Johnston CAN Afiliado de Glendale / Pasadena y sus miembros representantes Lee Cambique y Cheryl Schwalbe CAN Afiliado de Eaglerock y su miembro representante Glenn Barton CAN Afiliado de Hollywood y sus miembros representantes Sandra Woodard, Charlie Cox y Pat Ross CAN Afiliado de La Crescenta y su miembro representante Ed Goss v.Cult Awareness Network Patricia Ryan William Rehling Sandy Andron Rosemary Driehaus William Svoboda Rachel Andres Reginald M. Alev Arnold Markowitz Paul Martin Gabe Cazares Corey Slavin y Do 1 a 500), 1992-1993

CAN Portland contra CAN y Kisser (Cult Awareness Network Portland contra Cult Awareness Network y Cynthia Kisser), 1993

Dickerson contra Raphael, et al (Dorothy Jean Dickerson contra Sally Jesse Raphael Multimedia, Inc. Robert Waser G.T.N.John Mroz Ron Herman Brad Diekman John Peak Steve Bostick Cult Awareness Network Steve Hassan Cynthia Kisser y Does 1-100), 1991-1992

Erhard contra CBS y otros (Werner Erhard contra Columbia Broadcasting Systems, Inc. David Gelber Douglas Hamilton Donald Hewitt National Enquirer, Inc. Jeffrey Rodack y David Duffy Hustler Magazine, Inc. Cult Awareness Network y Cynthia Kisser Paul Gutfreund Andrew Wilson Charlene Afremow Randy Loftin Robert Larzalere Dawn Damas Wendy Drucker Vincent Drucker john Hubner Landon Carter Beky Carter, asistentes desconocidos, cómplices y co-conspiradores), 1992

Friend contra CSI, et al (Roxanne Friend contra Church of Scientology International, et al), 1991

Frith y otros contra McFerren y otros (Amy Frith y Roy Eugene Frith contra Robert D. McFerren, Georgene Faye McFerren, Nancy J. Mc Ferren, Sally E. Valarino, John F. Thomas, Paul Martihn, Steven Martin, Donna Adams, Randall Burkey, Mary Alice Chrnalogar, Ronald Taggart y Wellspring Retreat and Resource Center), 1993

González contra CAN Los Ángeles, et al (Ray González contra Cult Awareness Network, Los Ángeles Priscilla Coates y Does 1-100), 1992

Gum contra CAN, et al (Gary Gum contra Cult Awareness Network Cynthia Kisser Priscilla Coates Corey Slavin Rachel Andres y Does 1-100), 1992

Haggerty contra Free Minds, Inc. (Holly Haggerty contra Free Minds, Inc. y Douglas Augustin), 1991-1993

Hammerling contra CAN, et al (Marlene Hammerling contra Cult Awareness Network, New York y New Jersey Citizens Freedom Foundation, Inc. y Paul Engel), 1992

Harness contra CAN, et al Kevin Harness contra Cult Awareness Network Cult Awareness Network, Capítulo de Los Ángeles Cynthia Kisser Cynthia Coates y Does 1-100), 1992-1996

Hart contra CAN, et al (Philip A. Hart contra Cult Awareness Network Cult Awareness Network - Capítulo de Los Ángeles Cynthia Kisser Priscilla Coates y Does 1-100), 1991-1994

Hawkins contra CAN, et al (Craig Hawkins contra Cult Awareness Network, Capítulo del Norte de California Eunice Kliger y Does 1-100), 1992

Heisig, Theodore J., Jr - transcripción de los procedimientos de acusación ante la Oficina de Servicios de Cobranza e Investigación contra Theodore J. Heisig, Jr., un investigador que trabaja como Detectives de Tercera Generación, empleado por el bufete de abogados Bowles and Moxon, 1994

Hildenberger contra CAN y Arkin (Brenda Hildenberger contra Cult Awareness Network, Washington, D.C. y Rudy Arkin, 1992-1993

Hochberg, et al v. Howlett, et al (Irving Hochberg Marta Klajman Shelley Scheffler y First Church of Chango, Inc. v. Maynard Howlett Emancipation Cult Awareness Network, NY-NJ, C.F.F., Inc.), 1992-1994

Holdgreiwe contra Nostalgia Network, Inc. (Daniel C. Holdgreiwe contra The Nostalgia Network, Inc.), 1993

Holy Spirit Association, et al v. Molko y Leal (Holy Spirit Association for the Unification of World Christianity and New Education Development Systems, Inc. v. David Molko y Tracy Leal), 1988

Hutchinson contra la Iglesia de Scientology de Georgia, Inc., et al (Thomas Hutchinson y Carol Hutchinson contra la Iglesia de Scientology de Georgia, Inc. John Doe, individualmente y bajo el nombre de Hubbard Dianetics Foundation Centro de Dianética de Atlanta Charles Harris Mary Reiser Skip Yarian Debbie Hartzell Iglesia de Scientology International, Inc. Author Services, Inc. Bridge Publications, Inc. Iglesia de Scientology de California, Inc. Centro de Tecnología Religiosa Scientology Missions International David Miscavige Heber Jentzsch Norman Starkey Lyman Spurlock Timothy Bowles Autor Family Trust Oficina de Asuntos Especiales Sea Organization y hace 2-100), 1991

International Insurance v. CAN (International Insurance Company v. Cult Awareness Network), 1992

Jones contra CAN (Pat Jones contra Cult Awareness Network, Washington, D.C.), 1992-1993

Kerner contra CAN y Arkin (Betty Kerner contra Cult Awareness Network, Washington, D.C. y Rudy Arkin), 1992-1993

Kisser contra Chicago Crusader, et al (Cynthia Kisser contra The Chicago Crusader La Iglesia de Scientology de Illinois Midwest Circulation Corporation Dorothy Levell-Smith Johnny Smith Dorothy Gonder y Mary Anne Ahmad), 1992-1994

Kisser contra Coalición para la Libertad Religiosa, et al (Cynthia Kisser contra Coalición para la Libertad Religiosa Alerta de Libertad Religiosa Donald Sills Daniel Holdgriewe Joseph Paige Robert Grant La Iglesia de Scientology Internacional Heber C. Jentszch Freedom The New Federalist KNW Publishing Company, Inc. Nancy Spannaus Alan Yue Christina W. Huth Asociación del Espíritu Santo para la Unificación del Cristianismo Mundial, dba Iglesia de Unificación Noticias de Unificación Richard Lewis Scientologists Tomando Acción No Discriminatoria dba Stand y Andrew Bagley), 1992-1996

Landmark contra CAN, et al (Landmark Education Corp. contra Cult Awareness Network Cynthia Kisser John y Jane Does 1-50 y asistentes, cómplices y cómplices desconocidos), 1992-1997

LeDoux contra CAN Boston y otros (Kelly LeDoux contra Cult Awareness Network Boston y Tom Sullivan), 1992

Lipman contra CAN, et al (Robert Lippman contra Cult Awareness Network Priscilla Coates y Does 1-100), 1993-1995

Lovering y Herben contra Cazares (Marsha Lovering y Alice Herben contra Gabriel Cazares), 1992-1993

Mantis contra CAN y Arkin (Tim Mantis contra Cult Awareness Network, Washington, D.C. y Rudy Arkin), 1992-1993

Marshall y Rimando v. Iglesia de Scientology de California, et al (Irene Marshall y Pedro H. Rimando v. Iglesia de Scientology de California Iglesia de Scientology de San Francisco Ken Hoden J. Porter y Does 1-175), 1987

McCalley, et al v. CAN, et al (Diane McCalley, et al v. Cult Awareness Network, et al), 1995

Meizis contra CAN (John A. Meizis contra Cult Awareness Network), 1992

Miller contra CAN y Kisser (Larry Miller contra Cult Awareness Network y Cynthia Kisser), 1992

Molko y Leal contra HSA (David Molko y Tracy Leal contra la Asociación del Espíritu Santo para la Unificación del Cristianismo Mundial, et al., Y acciones cruzadas relacionadas), 1983-1988

Neilson contra CAN, et al (Bob L.Neilson contra Cult Awareness Network Cynthia Kisser Priscilla Coates Corey Slavin Rachel Andres y Does 1-100), 1992-1993

Newman contra CAN, et al (Jerry Newman contra Cult Awareness Network Cynthia Kisser Cult Awareness Network, Washington, D.C. y Rudy Arkin), 1992-1996

Nordquist v. Zillioz, et al (Johnathan L. Nordquist v. Larry Zilliox Cynthia Kisser Mitch Zerwin Reg Alev Mary Krone y Cult Awareness Network), ca. 1992-1993 [incl. documentos de respaldo que se remontan a la década de 1980]

Nostalgia Network contra Unification Church International, Inc., et al (The Nostalgia Network, Inc. contra Unification Church International, Inc. Sun Myung Moon Dong Moon Joo Victor Walters One Up Enterprises, Inc. R. Michael Runyon Atlantic Video, Inc .Jonathan S. Park Christopher Cates Paul A. Stearns Concept Communications, Inc. Crown Capital Corporation Crown Communications Corporation Daniel C. Holdgreiwe Max Hugel y Gerald P. Carmen), 1993

Nothling [Malcolm] v. Scientology, 1992

Ohlson v. Church of Scientology International, et al (Todd Olson v. Church of Scientology International Sea Organization Centro de Tecnología Religiosa Iglesia de Scientology Organización Técnica Internacional Occidental de EE. UU. Collette Johnson y Does 1-100), 1993

O'Malley, et al contra CAN (Brian O'Malley Bertil Haglund y Jean Hornnese contra Cult Awareness Network, 1993

O'Mealy contra CAN, et al (Abbey S. O'Mealy contra Cult Awareness Network y Does 1-100), 1993

Entrenadores profesionales de artes marciales v.Szimhart, et al (Professional Martial Arts Trainers, Inc. dba The School of Chung Moo Doe, Master John C.Kim Style v. Joe Szimhart Sondra Chesky Jeff Austin Alex Rivas Russell Johnson Mark Bethune Kurt Chappel Yvetter Sanchez y Kurt Schutzel), 1991

RTC (Centro de Tecnologías Religiosas) v. F.A.C.T. Neto, 1995

RTC v. Lerma, et al (Centro de Tecnologías Religiosas v. Arnaldo Pagliarina Lerma Digital Gateway Systems Washington Post Marc Fisher y Richard Leiby), 1995

RTC y Bridge Publications, Inc. contra Netcom On-Line Communication Services, Inc., et al (Religious Technologies Center y Bridge Publications, Inc. contra Netcom On-Line Communication Services, Inc. Dennis Erlich y Tom Klemesrud dba Clearwood Data Servicios), 1995

RTC contra Scott, et al (Centro de Tecnologías Religiosas contra Robin Scott Larry Wollersheim y contrademandas relacionadas), 1990-1993

Ross contra CAN, et al (Patricia Ross contra Cult Awareness Network Cynthia Kisser Priscilla Coates Corey Slavin Rachel Andres y Does 1-100), 1992

Rowe contra la Iglesia de Scientology del Condado de Orange, et al (Dee Rowe y S. Glover Rowe contra la Iglesia de Scientology del Condado de Orange, et al), 1992

Schuch contra CAN, et al (Bob Schuch contra Cult Awareness Network Cynthia Kisser Priscilla Coates Corey Slavin Rachel Andres y Does 1-100), 1992

Scott contra Ross (Jason Scott contra Rick Ross, también conocido como Rickey Allan Ross, Mark Workman, Charles Simpson, Clark Rotroff, Cult Awareness Network y John Doe 1-20)


Una narrativa auténtica de la pérdida del comercio de bergantines estadounidense

Por el Capitán James Riley. La increíble historia real de la tripulación de un barco estadounidense que fue esclavizada por los comerciantes de esclavos musulmanes del noroeste de África después de naufragar en la costa oeste de ese continente ha cautivado, fascinado y horrorizado a los lectores desde su primera publicación hace doscientos años.

El barco del capitán Riley, el Comercio, Navegaba de Gibraltar a las islas de Cabo Verde cuando se perdió en la niebla y se hundió en la costa occidental de Marruecos. Allí, fueron apresados ​​por bereberes que pasaban, quienes, después de tomar su comida y verter su agua potable, se llevaron a los hombres blancos a las profundidades del desierto del Sahara.

El libro cuenta con impactantes detalles los eventos antes y después de su captura por los nativos saharauis merodeadores, y su maltrato, que incluyó palizas, exposición al calor y hambre (hasta el punto en que se vieron obligados a beber su propia orina solo para mantenerse con vida). Finalmente, los cautivos abusados, desnutridos y con exceso de trabajo estaban al borde de la muerte cuando sus amos los vendieron a otro comerciante árabe de esclavos. Sin embargo, solo había comprado a los hombres blancos con la promesa de Riley de un rescate en efectivo y un arma.

Riley le prometió a su nuevo dueño que tenía un amigo en la costa en la ciudad de Mogador (hoy conocida como Essaouira) en Marruecos, que pagaría el rescate, algo que era completamente falso. Increíblemente, un inglés, y un completo extraño, acudió en ayuda de Riley en Mogador y pagó el rescate, lo que permitió a los supervivientes escapar del cautiverio y regresar a Estados Unidos.

Las detalladas y horribles descripciones del Capitán Riley de sus experiencias a manos de los musulmanes comerciantes de esclavos del norte de África, tipificaron el trato sufrido por más de un millón de europeos que fueron capturados por los piratas de Berbería. Este valioso relato da testimonio de una parte de la historia que ahora se suprime o se ignora en gran medida.

En esta narrativa se incluyen las observaciones de Riley sobre la forma de vida de los árabes del Sahara y la estrecha relación entre ellos y la gran cantidad de judíos que aparecen en los roles más sorprendentes.

Este relato de la esclavitud, la tortura y la muerte fue tan influyente que Abraham Lincoln lo incluyó en su biografía de campaña de 1860 como el trabajo que había dado forma a sus puntos de vista sobre la esclavitud.

Este relato de la esclavitud, la tortura y la muerte fue tan influyente que Abraham Lincoln lo incluyó en su biografía de campaña de 1860 como el trabajo que había dado forma a sus puntos de vista sobre la esclavitud. Que los comentarios de Riley sobre la raza y los males de la esclavitud jugaron un papel en el pensamiento de Lincoln fue evidente, porque los comentarios en este libro, a saber, que la esclavitud era una abominación, pero que, una vez liberados, no se podía permitir que los africanos vivieran en Sociedad europea, eran exactamente los puntos de vista propagados por el presidente estadounidense.

Acerca del autor: James Riley (1777–1840). De poca educación formal, Riley buscó su carrera en el mar desde una edad temprana, volviéndose más famoso por sus hazañas mientras era esclavo de los árabes. Tras su liberación de la esclavitud, pasó unos años haciendo campaña por la abolición de la esclavitud, pero pronto regresó al mar, muriendo en su barco, el Guillermo Tell, mientras navegaba entre Nueva York y St. Thomas, "de una enfermedad causada por un sufrimiento incomparable más de veinte años antes durante su naufragio y cautiverio en el desierto del Sahara".

Capítulo I: Breve esbozo de la vida y educación del autor, hasta el mes de mayo de 1815.

Capítulo II: Viaje en el Commerce desde el río Connecticut a Nueva Orleans.

Capítulo III: Viaje desde Gibraltar hacia las islas de Cabo Verde, incluido el naufragio del bergantín Commerce en las costas de África.

Capítulo IV: Descripción de los nativos — Le hacen la guerra a la tripulación y los arrojan al naufragio.

Capítulo V: Los indígenas se apoderan del autor por perfidia y luego se apoderan del dinero. Situación crítica del autor en tierra. Se escapa al naufragio. Antonio Michel es masacrado.

Capítulo VI: Preservación providencial a través del oleaje hasta el mar abierto. Sufrimiento en su barco destrozado nueve días en el mar. Aterrizando de nuevo en la espantosa costa del Desierto Africano.

Capítulo VII: Los sufrimientos de la tripulación y la manera de escalar las rocas a lo largo de la orilla del mar, bajo los altos acantilados. Llegar a la superficie del desierto. Encuentro con una compañía de árabes errantes, por quienes son apresados ​​como esclavos y desnudos.

Capítulo VIII: El autor y su tripulación son llevados en camellos al interior del desierto del Sahara - Los árabes celebran un consejo - La tripulación se vende y distribuye - El sueño extraordinario del autor - La piel y la carne se asan literalmente de su cuerpo y de los huesos de sus compañeros. Sus espantosos sufrimientos desnudos y vagando por el desierto con sus amos subsistiendo sólo con un poco de leche de camello. Llegan dos comerciantes árabes.

Capítulo IX: El autor persuade a dos comerciantes árabes para que lo compren a él ya cuatro de sus sufridos compañeros. Matan un camello y se preparan para partir hacia Marruecos a través del desierto.

Capítulo X: El autor y cuatro de sus compañeros partieron para cruzar el Desierto - Sus sufrimientos - Llegan a un manantial de agua dulce - Descripción de su singular situación.

Capítulo XI: Viajando por el desierto. Los árabes los entretienen con hospitalidad y llegan a un pozo de agua dulce.

Capítulo XII: Llegan entre inmensas montañas de arena movediza. Sus sufrimientos extremos. Sus amos encuentran y roban cebada y la restauran.

Capítulo XIII: Continuación del viaje en el desierto — Varios sucesos singulares — Aparecen a la vista del océano.

Capítulo XIV: Viajan a lo largo de la costa del mar bajo altas orillas. Se unen a una compañía de árabes y se unen a ellos. Viajan de noche por miedo a los ladrones. Savage se desmaya: está a punto de ser masacrado y rescatado por el autor.

Capítulo XV: Aparecen montañas negras en el este. Llegan a un río de agua salada y a pozos de agua dulce, donde encuentran muchos caballos. Descripción de una planta singular: venga a la tierra cultivada a un río de agua dulce y algunas chozas de piedra.

Capítulo XVI: La compañía se divide. Se dirigen hacia el este. Sus amos son atacados por una banda de ladrones.

Capítulo XVII: Se adquieren algunos pescados frescos. Pasan por varias pequeñas aldeas amuralladas y se encuentran con ladrones a caballo.

Capítulo XVIII: Sus amos cometen un error, que se ven obligados a reparar - Sidi Hamet y su hermano Seid luchan - La situación crítica de Horace - Llegan a las aldeas.

Capítulo XIX: El autor escribe una carta — Sidi Hamet se dirige a Swearah — La llegada de Sheikh Ali, un personaje extraordinario.

Capítulo XX: Llega un moro de Mogadore, trayendo una carta — La carta — Partieron para esa ciudad.

Capítulo XXI: Se acercan a las ruinas de una ciudad donde se encuentran dos máquinas de golpear - Descripción de ellas - Historia de su destrucción - Cruzan un río y un valle fructífero - Se alojan en una ciudad, y luego son detenidos por Sheikh Ali y el príncipe de otra ciudad.

Capítulo XXII: Rais bel Cossim gana la amistad del príncipe - Se obtienen buenas provisiones - Los planes de Sheikh Ali fracasan - Parten y llegan a Santa Cruz, en el imperio de Marruecos. Personaje de Sidi Ishem

Capítulo XXIII: Sheikh Ali, nuevamente superado por Rais bel Cossim — Partieron en la noche — Se reunieron con Sidi Hamet y su hermano, acompañados por unos moros con mulas enviadas por el Sr. Willshire para que los sufrientes montaran en ellos — Sucesos en el camino— Encuentro con el Sr. Willshire cerca de Swearah o Mogadore — Entran en esa ciudad — Reciben órdenes antes del Bashaw — Son limpiados, vestidos y alimentados por su libertador.

Capítulo XXIV: El autor y sus compañeros son limpiados, vestidos y alimentados. Delira, pero vuelve a recuperar la razón. La bondad del Sr. Willshire. Carta de Horatio Sprague, Esq. de Gibraltar — Reflexiones del autor sobre sus sufrimientos pasados ​​y sobre la cadena providencial de acontecimientos que lo habían preparado para soportarlos, y que milagrosamente lo apoyaron y devolvieron a él y a sus cuatro compañeros a la libertad.

Capítulo XXV: Los motivos del autor para solicitar y escribir la narración de Viajes por el desierto de su antiguo maestro cuando estaba en Mogadore, junto con la narración de Sidi Hamet de un viaje a través del gran desierto hasta Tombuctú, y de regreso a Widnoon, con un caravana.

Sección I: Narrativa de Sidi Hamet de un viaje desde Widnoon a través del gran desierto hasta Tombuctú, y de regreso a Widnoon.

Sección II: Sidi Hamet emprende otro viaje hacia Tombuctú. La caravana se destruye en su mayor parte por falta de agua, arena a la deriva, motín, etc. Los pocos que escapan llegan al sur del desierto.

Sección III: Los viajes de Sidi Hamet. Su llegada a las orillas del río, llamado por los nativos, Gozen-Zair, y en Tombuctú — ​​Descripción de esa ciudad — Su comercio, riqueza y habitantes.

Sección IV: Sidi Hamet parte hacia Wassanah — Su llegada allí y descripción de esa ciudad, el país y sus habitantes — Del gran río que corre cerca de él, y de su regreso a Tombuctú — ​​que contiene también las opiniones geográficas del autor, basado en esta narrativa, en las fuentes del río Níger - Su longitud, curso y desembocadura en el Océano Atlántico.

Sección V: El viaje de Sidi Hamet desde Tombuctú a Marruecos, por la ruta del este; su descripción del Desierto y del país a ambos lados del mismo. De una terrible batalla con los árabes errantes. Sidi Hamet se despide y se dispone a reunirse con su familia.

Capítulo XXVI: Un relato del rostro del gran desierto africano o Sahara. De sus habitantes, sus costumbres, modales, vestimenta y ampc. Una descripción del camello o dromedario árabe.

Capítulo XXVII: Algún relato de Susa, o Berbería del Sur, y de sus habitantes, ciudades, etc. — El arado primitivo y el modo de usarlo — Batido primitivo y método de hacer mantequilla.

Capítulo XXVIII: Algún relato de una insurrección en Marruecos - El bashaw de Swearah es apresado y encadenado - Cambio de gobernadores - Los judíos se ven obligados a pagar su tributo o convertirse en mahometanos - Su trato por parte de los moros - Un entierro judío - Una circuncisión —Un sacerdote judío llega de Jerusalén — El autor obtiene de él algún relato de la Jerusalén actual y sus habitantes, y del método seguido por los sacerdotes para obtener dinero de los judíos en Europa y en Berbería — Una ejecución y mutilación por parte de los moros — De los judíos de Berbería Occidental.

Capítulo XXIX: Llegan nuevas órdenes del Emperador: el Sr. Willshire es groseramente insultado por los moros — Una descripción de la ciudad y el puerto de Swearah o Mogadore — Sus habitantes, comercio, manufacturas y ampc.

Capítulo XXX: De los moros y árabes moros — Fiesta de la expiación — Revista morisca y farsa de pelea — Equitación — Del caballo árabe y sus muebles.

Capítulo XXXI: Los árabes actuales y los judíos antiguos comparados.

Capítulo XXXII: El autor embarca a sus compañeros a bordo de un barco rumbo a Gibraltar y se embarca en un viaje por tierra hacia Tánger - Villanía de su compañero judío - Relato de un gran santo moro - Descripción del país - De las ciudades de el Ksebbah y Saffy.

Capítulo XXXIII: Continuación del viaje — Descripción de Asbedre — De un vuelo de langostas — De la langosta destructora de África — Mazagan, Azamore, Darlbeda, Fidallah — Llegada a Rabat. De Rabat.

Capítulo XXXIV: Descripción de un espectáculo espantoso de dos serpientes venenosas. Partida de Rabat. De Sallee, Marmora, Laresch. Misioneros españoles, moros, armada. Llegada a Tánger.

Capítulo XXXV: Moros cautivos — De Tánger y cónsules cristianos — Pasaje a Gibraltar, recepción allí — Embarque para América — Observaciones sobre Gibraltar — Pasaje en el barco Rápido — Llegada a Nueva York — Visita a su familia — Va a la ciudad de Washington, sede de gobierno, y concluye con breves comentarios sobre la esclavitud.

Apéndice: Observaciones sobre los vientos, corrientes y ampc., En algunas partes del Océano Atlántico, que desarrollan las causas de tantos naufragios en la costa occidental de África: —Un modo señalado para visitar la famosa ciudad de Tombuctú, en el río Níger, junto con algunas cartas originales y oficiales, & ampc.


Recuerda al intrépido

La goleta USS Enterprise, comandado por el teniente Sterrett, fue el primer barco estadounidense en enfrentarse a los piratas de Berbería, enfrentándose al corsario Trípoli en una batalla unilateral que dejó el barco pirata destruido. Posteriormente, bajo el mando del teniente Stephen Decatur, el Empresa capturó el barco pirata Mastico, que fue rebautizado como el USS Intrepid, y utilizado por Decatur para hundir la fragata estadounidense capturada Filadelfia y por Richard Somers en su última misión en Trípoli harobr, donde permanece hoy.

& # 8220The Schooner Enterprise 1799 & # 8221 A & # 8220Salty Seascapes Driftwood Drawing & # 8221 por Daniel Revere Hedges.
De & # 8220Cavalier Creations. & # 8221 El 1799 U.S.S. Enterprise, frente a la costa estadounidense, ha sido arrastrada a la superficie de un trozo de madera flotante genuina recolectada de la costa de Connecticut. La pieza está firmada por el artista y mide aproximadamente 12 "x 3" x 3/4 "

HISTORIA:
USS Enterprise 1799

El tercero USS Enterprise, una goleta, fue construida por Henry Spencer en Baltimore, Maryland, en 1799, y puesta bajo el mando del teniente John Shaw. Este barco fue reacondicionado y reconstruido varias veces, cambiando efectivamente de una goleta de doce cañones a una goleta de catorce cañones y, finalmente, a un barco con aparejo de bergantín.

El 17 de diciembre de 1799, Empresa partió de los Cabos de Delaware hacia el Caribe para proteger a los mercantes estadounidenses de las depredaciones de los corsarios franceses durante la Cuasi-Guerra con Francia. Durante el año siguiente, Enterprise capturó a ocho corsarios y liberó a 11 buques estadounidenses del cautiverio, logros que aseguraron su inclusión en los 14 buques retenidos en la Armada después de la Cuasi-Guerra. Se sugirió ponerla a la venta a mediados de marzo de 1801.

Después de que el teniente Shaw, debido a problemas de salud, fuera relevado por el teniente Andrew Sterett, Empresa navegó hacia el Mediterráneo. Retrasada por la obtención de nuevos mástiles, abandonó Baltimore a principios de mayo de 1801. Levantando Gibraltar el 26 de junio de 1801, donde se uniría a otros buques de guerra estadounidenses en la Primera Guerra de Berbería. La primera acción de Enterprise se produjo el 1 de agosto de 1801 cuando, al oeste de Malta, derrotó al corsario tripolitano de 14 cañones Trípoli, después de una batalla feroz pero unilateral. Indemne, Enterprise envió al pirata maltrecho al puerto ya que las órdenes de la goleta prohibían llevarse premios.

Sus siguientes victorias llegaron en 1803 después de meses de llevar despachos, convocar mercantes y patrullar el Mediterráneo. El 17 de enero, capturó Paulina, un barco tunecino fletado al Bashaw (Pasha) de Trípoli, y el 22 de mayo, dirigió una embarcación de 30 toneladas en tierra en la costa de Trípoli. Durante el mes siguiente, el Enterprise y otros barcos del escuadrón navegaron hacia la costa, bombardearon la costa y enviaron grupos de desembarco para destruir las pequeñas embarcaciones enemigas.

El 23 de diciembre de 1803, después de un tranquilo intervalo de crucero, Empresa unido con fragata Constitución para capturar el ketch tripolitano Mastico. Reacondicionado y renombrado Intrépido, el queche fue entregado al oficial al mando de la Enterprise, el teniente Stephen Decatur, Jr., para que lo usara en una atrevida expedición para quemar una fragata. Filadelfia, capturado por los tripolitanos y anclado en el puerto de Trípoli. Decatur y su tripulación voluntaria llevaron a cabo su misión a la perfección, destruyendo la fragata y privando a Trípoli de un poderoso buque de guerra. El Enterprise continuó patrullando la costa de Berbería hasta julio de 1804, cuando se unió a los otros barcos del escuadrón en ataques generales contra la ciudad de Trípoli durante un período de varias semanas.

Empresa Pasó el invierno en Venecia, Italia, donde fue prácticamente reconstruida en mayo de 1805. Se reincorporó a su escuadrón en julio y reanudó el servicio de patrulla y convoy hasta agosto de 1807. Durante ese período, luchó el 15 de agosto de 1806 en un breve enfrentamiento frente a Gibraltar con un grupo de las cañoneras españolas que la atacaron pero fueron expulsadas. Empresa Regresó a los Estados Unidos a fines de 1807 y navegó por las aguas costeras hasta junio de 1809. Después de una breve gira por el Mediterráneo, navegó a Nueva York, donde estuvo posada durante casi un año.

Reparado en Washington Navy Yard, Empresa se volvió a poner en servicio allí en abril de 1811, luego zarpó para operaciones fuera de Savannah, Georgia y Charleston, Carolina del Sur. Regresó a Washington el 2 de octubre y fue sacada del agua para realizar extensas reparaciones y modificaciones: cuando zarpó el 20 de mayo de 1812, había sido reacondicionada como bergantín.

En el mar, cuando se declaró la guerra a Gran Bretaña, navegó a lo largo de la costa este durante el primer año de hostilidades. El 5 de septiembre de 1813, Empresa avistado y perseguido el bergantín HMS Boxer. Los bergantines se abrieron fuego unos contra otros, y en una acción reñida, feroz y valiente que se cobró la vida de ambos comandantes, Empresa capturado Boxer y la llevó a la cercana Portland, Maine, con Edward McCall al mando. Aquí se llevó a cabo un funeral común para el teniente William Burrows, Enterprise, y el capitán Samuel Blyth, boxeador, ambos conocidos y muy respetados en sus servicios.

Después de reparar en Portland, Empresa navegó en compañía de bergantín Serpiente de cascabel, para el Caribe. Los dos barcos se llevaron tres premios antes de ser obligados a separarse por un barco fuertemente armado el 25 de febrero de 1814. Empresa se vio obligada a deshacerse de la mayoría de sus armas para dejar atrás a su antagonista superior.El bergantín llegó a Wilmington, Carolina del Norte, el 9 de marzo de 1814, y luego pasó el resto de la guerra como guardia frente a Charleston, Carolina del Sur.

Empresa Sirvió una corta gira más en el Mediterráneo (julio-noviembre de 1815), luego navegó por la costa noreste hasta noviembre de 1817. Desde ese momento navegó por el Mar Caribe y el Golfo de México, reprimiendo a piratas, contrabandistas y esclavos en este deber. se llevó 13 premios. Un ataque al Cabo Antonio, Cuba, en octubre de 1821, resultó en el rescate de tres barcos capturados por piratas y la disolución de una flotilla de forajidos supuestamente comandada por James D. Jeffers, también conocido como Charles Gibbs. Su larga carrera terminó el 9 de julio de 1823, cuando, sin que su tripulación sufriera lesiones, se quedó varada y se separó en la isla Little Curacao en las Indias Occidentales.


Hassan Bashaw Brig - Historia

No se ha encontrado ningún original de este tratado en los archivos del Departamento de Estado. Se cree que el tratado original se redactó únicamente en inglés.

El informe de los Comisionados Americanos, Comodoro Stephen Decatur y William Shaler, Cónsul General en Argel, fechado en el USS Guerriere, Bahía de Argel, 4 de julio de 1815 (American State Papers, Foreign Relations, IV, 6), da las circunstancias de las negociaciones. La ley del 3 de marzo de 1815 (3 estatutos en general, 230) había autorizado operaciones navales contra el Dey de Argel, cuyo predecesor había comenzado las hostilidades en 1812 las fuerzas navales de los Estados Unidos habían tenido éxito, el tratado se dictó como resultado y tal Las negociaciones, como hubo, se llevaron a cabo a bordo del Guerriere. En ese barco "el modelo de un tratado" fue presentado por los representantes estadounidenses el 30 de junio de 1815 a ese barco el barco regresó de la orilla "dentro de las tres horas, con el tratado firmado tal como lo habíamos concluido, y los prisioneros . " Ese tratado firmado seguramente estaba escrito en inglés, pero tal vez fuera sólo en forma preliminar, porque el informe del 4 de julio de 1815 dice: "Desde entonces, el tratado ha sido redactado de nuevo, traducido por ellos y debidamente ejecutado por el Dey que hemos el honor de transmitir adjunto. " Dos originales de ese informe, uno firmado por Decatur y para Shaler y el otro firmado por Shaler y para Decatur, se encuentran en D. S., Negotiations Mediterranean.

Parece que había al menos tres originales del tratado. Un despacho de Shaler al Secretario de Estado, fechado el 5 de julio de 1815 (DS, 9 Despachos Consulares, Argel), dice: "Una copia [es decir, un original] del tratado permanece con la Regencia, una segunda está en mis manos, y un tercero es enviado por (el capitán Lewis [USS Server] para su ratificación ...

Así, había originales duplicados en posesión de los representantes estadounidenses, esto se desprende también de una declaración sobre la firma de Shaler, fechada el 3 de noviembre de 1815 y copiada a continuación. El original transmitido a Washington por el Capitán Lewis en los EE. UU. Epervier no llegó, ya que ese buque se perdió en el mar, pero no hay nada en ninguno de los documentos o papeles disponibles que indique que el idioma original del tratado no era el inglés. En la carta de Shaler del 15 de abril de 1816, citada a continuación, escribe que en una entrevista con el Dey de Argel, el Cónsul de Suecia comparó el instrumento de ratificación de los Estados Unidos con "la copia en posesión de Bashaw" y más tarde menciona "el Tratado firmado por él mismo [el Dey de Argel] en nuestro idioma".

La prueba intrínseca por sí sola sería suficiente para demostrar que el tratado se redactó primero en inglés. Los artículos 2, 3 y 4, por ejemplo, ciertamente no se redactaron como una traducción. Evidentemente, el tratado fue en gran parte adaptado del tratado con Trípoli de 1805 (Documento 31), cuyo texto sin duda se escribió por primera vez en inglés. Como escribió el comodoro Decatur el 7 de julio de 1815 al Secretario de Estado (D. S., Negociaciones del Mediterráneo): "Con la excepción de algunos artículos, la franqueza requiere que reconozcamos nuestro plagio del tratado del señor Lear con Trípoli".

De hecho, había una traducción al turco del tratado en manos del Dey de Argel y había estipulaciones en esa versión que no tenían equivalente en inglés. Estas fueron reveladas en una entrevista entre Shaler y el Dey de Argel el 3 de abril. 1816 (carta de Shaler del 15 de abril de 1816, DS, 9 Despachos Consulares, Argel), en cuanto a lo que Shaler informó:

El texto del tratado aquí impreso proviene de una copia autenticada en los archivos del Departamento de Estado (9 Despachos Consulares de Argel), que puede denominarse copia autenticada existente. El texto de 8 Statutes at Large, 224-27, y de otras colecciones de tratados, es de otra copia autenticada que no está disponible ahora. Esa otra copia autenticada es casi con certeza la que fue transmitida al Senado por el presidente Madison, quien primero envió al Senado "una copia de la oficina" y luego una copia "certificada por uno de los comisionados ..., el original del tratado no haber sido recibidos "(Revista Ejecutiva, III, 3, 4 también American State Papers, Foreign Relations, IV, 4-6). Hay algunas variaciones entre los textos de los artículos en las dos copias, ninguna de las cuales es muy importante y, por alguna razón bastante inexplicable, los artículos 13 y 14 en uno vienen en orden inverso en el otro, pero la copia autenticada existente parece para ser el que se preparó con más cuidado, el otro se redactó en el USS Guerriere el 6 de julio de 1815, la copia autenticada existente se comparó en el consulado en Argel con el original allí. Como se verá en 8 Estatutos en general, 224-27, la copia autenticada allí impresa omite las dos cláusulas finales aquí impresas, a saber, la del 30 de junio de 1815, con la firma del Dey de Argel, y la del 3 de julio, 1815, con las firmas de William Shaler y Stephen Decatur y la fecha del 6 de julio de 1815, que figura en los Estatutos en general, es simplemente la fecha de la autenticación por Shaler, no cualquier fecha del tratado.

Hay dos autenticaciones firmadas por Shaler en la copia del tratado del cual se imprime el texto aquí, la primera está fechada en Argel el 30 de agosto de 1815 y dice lo siguiente: "Una copia fiel del original en el Consulado General de los EE. UU. en Argel ".

Luego sigue este certificado mucho más elaborado, bajo el sello del consulado y que lleva también el sello individual de Shaler:

No hay copia duplicada o escrita del instrumento de ratificación de los Estados Unidos en el archivo del Departamento de Estado, pero hay pocas dudas de que la fecha de la ratificación fue el 26 de diciembre de 1815, como se indica en las Leyes de los Estados Unidos, Bioren & Duane ea ., VI, 656 el documento fue remitido a Shaler el 9 de enero de 1816, para ser entregado al Dey de Argel de la carta de presentación (DS, 8 Instructions, US Ministers, 29-30) se extrae lo siguiente:

En consecuencia, la ratificación fue debidamente entregada el 3 de abril de 1816, pero fue devuelta tres días después. Shaler escribió en su carta antes mencionada del 15 de abril de 1816:

A pesar de esa afirmación, es al menos posible que la práctica en Argel haya variado de vez en cuando. Algunas observaciones al respecto se encontrarán en las notas al tratado de 1795 con Argel (Documento 17) y en las notas al tratado de Argel. 1786 con Marruecos (Documento 14) también debe consultarse.

Además, en abril de 1816, la cuestión de la ratificación no era una cuestión separada, ya que había surgido entonces una disputa que se refería a la existencia misma del tratado, el Dey de Argel alegaba que la no entrega de un brie argelino capturado, la devolución de que había sido prometido por el comodoro Decatur durante las negociaciones de 1815, había evitado todo el acuerdo, finalmente consintió en escribir al presidente Madison, el tratado permaneció más o menos provisionalmente en vigor hasta que se recibió una respuesta, la carta era bastante contundente. repudio del tratado, diciendo, "se debe hacer un nuevo tratado". Una traducción de la carta del Dey de Argel, fechada el 24 de abril de 1816, se encuentra en Sketches of Argel, de William Shaler, páginas 276-78 (la fecha está mal impresa en 1817. El mismo volumen, en las páginas 295-97, contiene el texto Ambas cartas también están impresas como Apéndice VII en Our Navy and the Barbary Corsairs, de Gardner W. Allen y en ese volumen, en las páginas 294-98, hay un relato de las negociaciones de abril de 1816. El resultado fue la renovación del tratado por un nuevo acuerdo, el tratado con Argel de 22 y 23 de diciembre de 1816 (Documento 37), cuyas notas deben consultarse.

La proclamación original no se ha encontrado pero se publicó en ese momento (por ejemplo, Registro Semanal de Niles, IX, 312-14, 30 de diciembre de 1815) dice que el tratado "se concluyó en Argel el 30 de junio pasado "y que" está en las palabras siguientes, a saber ", y luego recita el texto en inglés como en la copia autenticada que ahora falta, pero sin el certificado de Shaler del 6 de julio de 1815, que sigue al artículo 22 en 8 estatutos en Large, 227. La proclamación también omite las dos cláusulas finales del tratado que están impresas aquí, con fecha respectivamente 30 de junio y 3 de julio de 1815, en forma similar, la proclamación también se imprimió en las Leyes de Sesión de la primera sesión del XIV Congreso. 162-66, publicado en 1816.


Ver el vídeo: ILUNGA MAUAJI YA SHEKH ABOUD LOGO ZAMZAM YETU TV (Julio 2022).


Comentarios:

  1. J?n

    En la raíz información incorrecta

  2. Kazijora

    Totalmente comparto tu opinión. Es una buena idea. Te apoyo.

  3. Butrus

    Estoy seguro de que te engañaron.

  4. Kazikazahn

    Dime, por favor, ¿dónde puedo encontrar más información sobre este tema?

  5. Goltijora

    Considero que es un tema muy interesante. Le sugiero que deba discutir aquí o en PM.



Escribe un mensaje