Artículos

Hallazgos y prácticas funerarias en Tesalónica (siglos IV-XV)

Hallazgos y prácticas funerarias en Tesalónica (siglos IV-XV)


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Hallazgos y prácticas funerarias en Tesalónica (siglos IV-XV)

Por Despina Makropoulou

Ponencia entregada en elXXI Congreso Internacional de Estudios Bizantinos (2006)

Introducción: En los últimos 60 años, la Ephoreia de Antigüedades Bizantinas de Tesalónica ha investigado un gran número de tumbas y entierros en el curso de las excavaciones de rescate. Las conclusiones resultantes se resumen a continuación.

Los cementerios de Tesalónica en este período se establecieron fuera de las murallas de la ciudad, en las áreas al este y al oeste donde había terreno plano y carreteras para facilitar el acceso. El establecimiento de cementerios fuera de las murallas de la ciudad era obligatorio en ese período, dictado por leyes que invocaban el tema de la salud pública y la noción de que los muertos eran impuros. Entre los siglos VII y IX se abandonó la parte exterior de la ciudad, posiblemente por temor a las incursiones enemigas, y los muertos fueron enterrados dentro del recinto amurallado. La publicación de la Novella LIII del emperador León VI, el Sabio, aseguró el entierro de los muertos dentro de las ciudades, otorgando a todos los súbditos del imperio el derecho a elegir el lugar de entierro de sus parientes muertos dentro o fuera de la ciudad.


Ver el vídeo: Conferencia: Arqueología de la Muerte. Prácticas funerarias en la época prehispánica (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Icelos

    Te equivocas. Lo sugiero que debatir.

  2. Nemi

    Y lo he enfrentado. Podemos comunicarnos sobre este tema. Aquí o en PM.

  3. Kajinos

    Es la respuesta divertida

  4. Aaron

    Ella aparentemente está equivocada

  5. Machau

    Se entiende de dos maneras como

  6. Bralar

    Bueno, ¿entonces qué?



Escribe un mensaje